Críticas a Scioli y al Gobierno en una asamblea en la Rural

Los productores pidieron dureza en la negociación y vivaron a De Angeli
Mercedes Colombres
(0)
28 de julio de 2009  

Como en los grandes actos de 2008, abundaron las banderas, los símbolos patrios, los vítores a la Comisión de Enlace y las silbatinas al Gobierno. La diferencia fue que esta asamblea, convocada por las entidades, se realizó bajo techo y con calefacción, en el Pabellón Rojo del predio donde se realiza la Exposición Rural de Palermo.

Las comodidades no le quitaron pasión al encuentro. Se cantó el Himno, hubo payadas del Pampa Cruz y muchos insultos al gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, que pasó el viernes por la muestra y ayer recibió cinco silbatinas.

Respecto de esta visita, y a la convocatoria oficial al diálogo para el viernes, hubo miles de advertencias desde los asientos. "No se dejen engañar", "Scioli es un traidor", "No hay más cheques en blanco para el Gobierno", se escuchó en la audiencia. "Pegue, Buzzi, pegue", fue el cántico de bienvenida de los más de 2000 productores presentes al discurso del presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi.

Los asistentes fueron muy insistentes al reclamar dureza al negociar. "Tienen que tener firmeza y contundencia con el Gobierno, porque hay mucho escepticismo en las bases. La convocatoria de hoy me da la esperanza de que la Mesa de Enlace pueda llevar a la Casa Rosada nuestro sentir", dijo el consignatario Patricio Carli.

También se escuchó cierta desazón por la falta de reacción de los Kirchner después de la derrota del 28 de junio y la demora en el llamado al diálogo. "La Presidenta no se dio cuenta de que el 70% votó en contra de su modelo", dijo Julio Vicente Uriburu, productor de Pehuajó.

Al igual que en 2008, la llegada del popular dirigente Alfredo De Angeli desató pasiones, cantos y saludos. Su exclusión de la mesa de oradores (conformada por los presidentes de las entidades y los diputados electos del campo) fue motivo de quejas de los asistentes, que pidieron por megáfono que hablara el entrerriano. "Les pedimos paciencia a ustedes y que respeten la mecánica del acto", los cortó Biolcati.

Al final, el dirigente se quedó sin micrófono y eso dejó un sabor amargo a varios de sus seguidores. "Fue un error no darle un lugar a un protagonista del conflicto como fue De Angeli", se quejó el productor bonaerense Alfredo Busquet.

Pese a la ausencia del entrerriano, la asamblea respetó la mecánica de las protestas en las rutas. Primero hablaron los dirigentes, luego los diputados electos y hubo un espacio de preguntas para los productores. Salvo que, para mantener el orden, las preguntas se pasaron por escrito y fueron en torno de las retenciones, a las trabas de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) y las soluciones para la sequía.

Los más fogosos fueron los del Movimiento de Autoconvocados Multisectorial (MAM), que criticaron el proyecto de segmentar y bajar las retenciones a la soja en un esquema progresivo. "No hay que aceptar esto. Tenemos que darles dos años para hacer una reforma fiscal y, después, chau retenciones", dijo el autoconvocado Lionel Sagramoso.

Si bien hubo más de una hora para preguntas, muchos se quejaron de que en la asamblea, dos horas fueran destinadas a los dirigentes y sólo una a las bases. "Hubiera preferido que el protagonismo lo tuviéramos los productores, no la mesa. El poder de la Comisión de Enlace emana de los productores, deberían habernos dado más lugar", dijo el productor bonaerense Jorge Gómez Andrade.

El cierre, a cargo del filósofo Santiago Kovadloff, tuvo un sabor esperanzador. "En la Argentina se terminó la época de los hombres fuertes y las instituciones débiles", dijo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.