Críticas y apoyos al alza de un impuesto

Rechazo en la UCR y aval del massismo al nuevo gravamen
(0)
24 de noviembre de 2013  

El proyecto que el Gobierno enviará al Congreso para aumentar el gravamen a los autos y motos de alta gama, así como a embarcaciones y aviones, fue definido por el senador radical Ernesto Sanz como "una gambeta" para no atacar el tema de fondo. "No corregirá desfases monetarios", opinó, y agregó que es una medida para "el corto plazo".

Por su parte, el ex ministro de Economía Miguel Peirano coincidió en que se trata de "un mecanismo de corto plazo", pero consideró que era "ineludible" subir el tributo para contrarrestar la caída de reservas del Banco Central.

Sanz criticó que en la Argentina "haya dos tipos de dólar, el oficial y el paralelo", y estimó que con esta propuesta los funcionarios "no van a corregir que existan «dos dólar»; eso se corrige saneando la economía, combatiendo la inflación y todas las distorsiones que llevaron a tener dos tipos de dólar".

La presencia del cambio dual "produce el desfase con las cosas que toda la vida tuvieron un valor dólar, como son los vehículos extranjeros, pero eso no lo van a corregir con un impuesto".

A su vez, el massista Peirano señaló que "desde el punto de vista del concepto, como mecanismo de corto plazo para evitar la pérdida de reservas, era una medida que era ineludible. El tema central es acompañarla con otras medidas y otros proyectos". Y advirtió que los "temas centrales" que debe encarar el Gobierno son "el inflacionario" y los "problemas de competitividad" porque, explicó, "en definitiva son los que terminan generando perjuicios y pérdidas de las reservas".

Quien también opinó fue el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, que dijo que el oficialismo debe "eliminar los subsidios aumentando cuanto antes las tarifas de los servicios públicos".

Además, sostuvo que tenía que "bajar los impuestos distorsivos que hacen perder competitividad" y "pensar seriamente en formas transparentes de bajar el gasto público como porcentaje del producto bruto interno, no a través del engaño de la devaluación".

"Me da la impresión que él [Jorge Capitanich, jefe de Gabinete] rumbea en esta dirección. Lástima que al mismo tiempo no se animan a dejar que funcione, además del mercado oficial sujeto a controles de cambios, un mercado cambiario verdaderamente libre para todo el resto de las operaciones.

Cavallo recordó que "la inflación tiene su origen en la devaluación de la moneda".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.