Cruce de acusaciones entre la Alianza y el PJ

Fue por la denuncia de "golpismo oculto"
(0)
24 de octubre de 2000  

La denuncia del presidente Fernando de la Rúa acerca de la existencia de "un golpismo oculto" originó duros cruces de acusaciones entre el oficialismo y la oposición.

A la acusación de que el ex presidente Carlos Menem encabeza una conspiración para desestabilizar a su sucesor, realizada por el diputado frepasista Juan Pablo Cafiero en una entrevista con La Nación , respondió, sin medias tintas, el ex secretario general de la Presidencia Alberto Kohan.

"La estupidez, a veces, no tiene límites", dijo Kohan en respuesta a Cafiero. "Hablar de golpismo en la Argentina es, a veces, tratar de ocultar los propios problemas", agregó en declaraciones a radios porteñas. "Lo que hay -siguió- es preocupación de todos los argentinos que esperan que se tomen medidas, que el país arranque, que haya crecimiento."

Con un tono similar, se sumó a la controversia el senador Carlos Corach (PJ-Capital). "Es un disparate; me parece una irresponsabilidad hablar de golpismo en la Argentina", estimó el ex ministro, antes de pedir al Presidente que "no agite esos fantasmas".

Corach sugirió que la denuncia "podría ser una operación mediática para tratar de crear un espantajo" acerca de que "el supuesto menemismo es una amenaza para la Alianza".

El gobernador Carlos Ruckauf, eligió la ironía para apuntar contra las apreciaciones presidenciales: "Intentamos, hace rato, tirarle una soga a un presidente que está en un pozo, para que salga, y permanentemente a esa soga la cortan desde el oficialismo".

A su juicio, el Presidente "ha utilizado la palabra golpismo después de muchos años en la Argentina y se ha equivocado".

Desde la Alianza

La contestación a Ruckauf llegó de boca de la ministra de Desarrollo Social, Graciela Fernández Meijide. "Hay ambiciones develadas, bien claras, que se reiteran", cuestionó la funcionaria al endilgar al gobernador la instrumentación temprana de una campaña proselitista de cara a 2003. Ruckauf había dicho a La Nación que "el PJ ya está listo para gobernar".

En diálogo con Radio América, la ministra aseguró que "el PJ está dividido, fragmentado y con un tironeo muy fuerte entre quien sigue siendo su presidente y algunos gobernadores, como es el caso de Ruckauf".

"Estamos en condiciones de gobernar porque, por eso, estamos gobernando bien en la provincia de Buenos Aires", retrucó Ruckauf, en declaraciones a Radio 10.

En ese sentido, el vicegobernador de Buenos Aires, Felipe Solá, sostuvo que "el golpismo oculto está en las actitudes de la Alianza, que perjudican a De la Rúa".

Desde la UCR, el diputado provincial Mario Espada señaló que "Ruckauf dice que tiende sus manos al Gobierno cuando, en realidad, muestra sus garras".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.