Cruces del oficialismo y la oposición por la ley de ética pública

Fuente: Archivo
Laura Alonso defendió la ley que impulsa el Gobierno
Laura Serra
(0)
13 de marzo de 2019  

El comienzo del debate de una nueva ley de ética pública estuvo marcado por los cruces y las chicanas cruzadas entre el oficialismo y el kirchnerismo.

La escena tuvo lugar en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Legislación General de la Cámara de Diputados, adonde concurrieron la jefa de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso , y el secretario de Fortalecimiento Institucional de la Jefatura de Gabinete, Fernando Sánchez, a defender la iniciativa enviada la semana pasada por el Gobierno.

"Estamos discutiendo esta ley para que no nos vuelva a pasar lo que pasó, que no nos vuelva a pasar el saqueo", remarcó Alonso, quien cuestionó la reforma de la ley que impuso el kirchnerismo en 2013. "Esa reforma, escondida en la llamada ley de democratización de la Justicia, recortó información sobre declaraciones patrimoniales para esconder la información comercial de funcionarios públicos que recibían dineros de la obra pública", enfatizó.

Los diputados del kirchnerismo no se quedaron callados y le achacaron a Alonso las decenas de denuncias sobre conflictos de intereses que afectan a distintos funcionarios. Además, cuestionaron que integrantes del gabinete de Mauricio Macri posean cuentas en el exterior y participaciones en sociedades offshore.

"El rol de la Oficina Anticorrupción ha sido paupérrimo -arrancó la diputada Emilia Soria (Frente para la Victoria)-. Hemos presentado numerosas denuncias sobre conflictos de intereses y nos cansamos de escuchar la misma respuesta: 'Esto no es técnicamente un delito'. Y las mandan al archivo".

Soria apuntó contra el exministro de Finanzas Luis Caputo, a quien calificó de "delincuente de guante blanco, absolutamente protegido" por su participación en sociedades offshore. Y señaló al exministro Juan José Aranguren por su participación accionaria en la empresa Shell.

"Esta ley es tibia, se queda a mitad de camino y no resuelve ni la mitad de renuncias que usted archivó", insistió.

La respuesta de Alonso no disimuló un dejo de ironía. "Qué bueno que desde 2016 el bloque del FPV haya producido una gran cantidad de proyectos de ética pública, que nunca habían presentado antes cuando estaban en el gobierno", retrucó. El jefe del bloque kirchnerista, Agustín Rossi, insistió en las críticas. "¿Usted no considera una falta ética grave que un gobierno tenga funcionarios con sociedades offshore, cuentas y dinero en el exterior?", acicateó.

"Esa es una discusión que tienen que dar los diputados", replicó Alonso, quien recordó luego que "hay sociedades que están siendo investigadas en la actualidad por la Justicia argentina, la de Suiza y la de Estados Unidos, pertenecientes a exfuncionarios de la gestión anterior".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.