Cuadernos de las coimas: Bonadio no homologó la declaración de Pochetti

Fuente: Archivo
Candela Ini
(0)
25 de enero de 2019  • 17:45

Carolina Pochetti, la viuda del exsecretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, no logró obtener la condición de arrepentida en la causa de los cuadernos de las coimas y seguirá presa. Ayer, durante una audiencia de cinco horas en el juzgado de Claudio Bonadio, Pochetti respondió las preguntas del juez y ratificó los dichos y la información que había aportado a los fiscales Carlos Rívolo y Carlos Stornelli. El contenido de esa declaración se mantiene aún sumamente reservado.

Anteayer, Rívolo y Stornelli valoraron la información aportada y decidieron firmar un acuerdo con Pochetti para que se convierta en imputada colaboradora. La viuda del hombre que montó una estructura de testaferros, sociedades y firmas para lavar dinero ilícito había decidido aportar información para obtener, a cambio, su libertad. Lleva tres meses detenida en el Penal de Ezeiza. Pero su situación procesal no varió.

Los funcionarios judiciales que intervienen en la causa pretenden esclarecer cuál es el origen del dinero que se movió a través de sociedades offshore, de la compra y venta de inmuebles en el exterior por más de US$70 millones, y cuál es su paradero actual. Pochetti, que inicialmente había negado su participación en las maniobras de lavado y había dicho desconocer los negocios de su marido, decidió hace dos días que estaba dispuesta a aportar lo que sabía.

El cambio en su postura se pudo percibir cuando, el miércoles, pidió ser trasladada desde el penal de Ezeiza a Comodoro Py para entrevistarse con un defensor oficial, y entonces designó a Juan Martín Hermida.

Su abogado anterior, Miguel Ángel Plo, está imputado en la causa por haber participado de la venta de propiedades de Muñoz en los Estados Unidos. Según declaró el exministro de Economía de Santa Cruz Juan Manuel Campillo, Plo habría cobrado aproximadamente un millón de dólares por la gestión.

Según supo LA NACION a través de fuentes cercanas a la investigación, el juez seguirá estudiando los dichos de Pochetti y constatándolos antes de homologar el acuerdo. Es decir que no se trata de un rechazo definitivo al acuerdo sino que, como ya ha sucedido con otros imputados colaboradores, como Campillo, la homologación del acuerdo no será instantánea.

En el mientras tanto, no se podrán pedir ni ordenar medidas de prueba a raíz de la declaración de Pochetti, porque sus dichos aún no están en el expediente. Si la homologación del acuerdo fuera rechazada, la información tampoco podrá ser utilizada.

Para la viuda de Muñoz se trató de una semana agitada: fue trasladada desde el penal de Ezeiza hacia los tribunales de Comodoro Py tres veces. El miércoles lo hizo para la designación de su defensor oficial. Ese día mantuvo una entrevista con Hermida durante más de siete horas. El jueves volvió para pedir declarar como arrepentida y permaneció en Comodoro Py otras cinco horas. Ayer regresó a las 11 de la mañana y partió a las 18 horas. Ahora deberá aguardar hasta la homologación de su acuerdo, y luego, la decisión de Bonadio respecto de una posible excarcelación.

La Justicia puso el ojo en el entorno de Muñoz porque, según se conoció a través de los cuadernos del chofer Oscar Centeno, el exsecretario privado fue quien recibió, en numerosas oportunidades, los bolsos con dinero que llevaban los exfuncionarios del Ministerio de Planificación al departamento de los Kirchner en el barrio de Recoleta.

De Muñoz y su esposa ya se conocía, como resultado de investigaciones periodísticas de LA NACION y Border Periodismo, que habían adquirido unas 16 propiedades en los Estados Unidos entre 2010 y 2015.

A la hora de dictar la primera tanda de procesamientos en la causa de los cuadernos, el juez Bonadio expuso las sospechas sobre la relación de los bienes de Muñoz con la trama investigada. "Habida cuenta que las propiedades mencionadas fueron adquiridas por parte de las sociedades en la misma época en que se sucedían las maniobras ilícitas investigadas en estas actuaciones, y ante la falta de capacidad económica que tendrían Héctor Daniel Muñoz y el resto de las personas mencionadas para adquirir semejante cantidad de inmuebles en el exterior y a los valores consignados, resulta evidente que el dinero obtenido como consecuencia de las actividades delictivas aquí investigadas podría haber sido utilizado para la compra de tales propiedades", se explicó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.