D Alessio se negó a declarar: ni siquiera contestó cuál es su trabajo

El abogado fue trasladado tribunales federales para prestar indagatoria en el marco de una causa a cargo del juez Rodríguez
El abogado fue trasladado tribunales federales para prestar indagatoria en el marco de una causa a cargo del juez Rodríguez Fuente: Archivo
Candela Ini
(0)
27 de febrero de 2019  • 09:47

El falso abogado Marcelo D’Alessio asistió a los tribunales federales de Comodoro Py para ser indagado en una causa a cargo del juez Luis Rodríguez, donde se encuentra imputado por extorsionar, en el año 2016, al empresario Gabriel Traficante. Estuvo acompañado por su abogado Claudio Fogar y se negó a declarar.

Durante la audiencia judicial estuvieron presentes el juez Rodríguez y el fiscal Eduardo Taiano. Según supo LA NACION, D'Alessio, verborrágico como se lo conoce, pidió disculpas a los funcionarios judiciales por lucir ropa deportiva y no haber asistido vestido de traje, dijo que era porque está detenido, y explicó que no iba a declarar porque antes quería conocer la documentación sobre la denuncia. Al momento de responder las preguntas básicas para que le tomaran declaración, se negó a responder sobre cuál es su trabajo.

Se encuentra detenido desde la semana pasada por una orden del juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, que instruye la investigación iniciada a partir de la denuncia del empresario Pedro Etchebest. Quedó procesado como coautor de extorsión y como miembro de una asociación ilícita. También fue denunciado por el fiscal Carlos Stornelli, quien se desligó de las acusaciones en su contra y dijo que él y D'Alessio se habían visto pocas veces.

En 2016, el despachante de aduanas Gabriel Traficante, imputado en la causa conocida como la mafia de los contenedores, denunció que D'Alessio se contactó con él, que se encontraba imputado, y le ofreció sus servicios. Esa denuncia se encuentra en manos del cuestionado juez federal Luis Rodríguez.

Capturas de pantalla

Según fuentes cercanas a ese caso, cuando D'Alessio se puso en contacto con Traficante, le mostró unas planillas con información que lo comprometía más en el caso, y aludió a sus vínculos con el juez que instruye la causa en el fuero penal económico, Marcelo Aguinsky. .

D'Alessio le exhibió a Traficante supuestas capturas de pantalla de una conversación con el juez, pero se comprobó que eran fraguadas y que, incluso, la fotografía era de otro juez de ese fuero, Gustavo Meirovich. Le dijo a Traficante que lo podía "ayudar" en la causa si este le pagaba una cifra de dinero. También le habría exhibido supuestos cruces telefónicos con el argumento de que correspondían a esa causa, pero que en realidad eran de una causa de otro juzgado, de Mercedes.

La denuncia fue formulada por Traficante a fines de 2016, pero hasta el momento Rodríguez no había indagado a D'Alessio.

El juez Marcelo Aguinsky dijo que no denunció a D'Alessio porque considera que lo correcto es que Rodríguez proceda a investigar la denuncia. Hizo un descargo por este tema, donde señaló: "Hay un espécimen astuto y oscuro que desde antaño recorre los pasillos de los tribunales. No es una figura nueva aunque en estos días se puso casi de moda. Me refiero al "girador" o falso influyente que se arroga contactos, familiaridades y capacidades para lograr algún objetivo non-sancto. Estafadores existen y existieron en diferentes actividades, pero en el campo de la Justicia moderna esto es especialmente perturbador, porque es el espacio donde la sociedad dirime los conflictos.

Si como jueces pensamos que nuestro trabajo es confiable, si pretendemos que confíen en nosotros cuando ejercemos nuestra tarea, debemos ser los primeros en confiar, nosotros también, cuando un colega analiza las pruebas de un caso que nos menciona. Los jueces saben bien cómo tratar los casos de quienes se ocupan de ensuciar a la Justicia. Solamente hay que dejarlos trabajar".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.