Daniel Lipovetzky: "La polarización no ayudó a resolver los problemas ni a ganar"

Lipovetzky quedó afuera de la lista para renovar su banca en Diputados
Lipovetzky quedó afuera de la lista para renovar su banca en Diputados Fuente: LA NACION - Crédito: Archivo
El diputado macrista asistió a la asunción del gobernador peronista Juan Manzur; pide ampliar la "mesa de debate" de Juntos por el Cambio
Jaime Rosemberg
(0)
1 de noviembre de 2019  

Pasaron un par de días, pero el diputado macrista Daniel Lipovetzky aún explica el porqué de su sorpresiva presencia en el acto de asunción del gobernador de Tucumán, el peronista Juan Manzur, con el presidente electo, Alberto Fernández, como invitado estelar. "Cuando recibí la invitación fue antes de las elecciones, soy amigo de él y me pareció importante ir en un momento importante para él y la provincia", afirma Lipovetzky desde su despacho, que en poco más de un mes le dejará a la massista Carla Pitiot. Aún enojado con Mauricio Macri y Marcos Peña, quienes decidieron no incluirlo como candidato a renovar su banca, asegura que hay que "terminar con las estrategias polarizantes" y pide "abrir el sistema de toma de decisiones" incluyendo a otros dirigentes. Estandarte de la pelea legislativa por la legalización del aborto el año pasado, Lipovetzky elogia las "intenciones" de Fernández y dice que "pensará" si es que llega algún ofrecimiento para sumarse al nuevo gobierno.

-¿Fue al acto de Manzur y se acerca al peronismo?

-No. Fui por esta relación personal con Manzur. Y el acto me pareció una buena foto del peronismo en general, había sindicatos, gobernadores, intendentes, vengo del peronismo y tengo diálogo con muchos de ellos. Celebré que haya estado el presidente electo, le dio un marco más importante a la asunción.

-¿Entiende a quienes le recomendaron no ir?

-Todas las sugerencias fueron hechas desde la buena intención, y hubo más de una (se ríe). Pero la verdad es que mi decisión venía desde lo personal, y en los tiempos que vienen es el momento de terminar con los gobiernos polarizantes, tanto el nuestro como el kirchnerista lo fueron. Esas polarizaciones no nos ayudaron a resolver los problemas, y tampoco a ganar elecciones, tenemos que pensar en nuevas estrategias. Mi presencia también tuvo que ver con mostrar un camino distinto.

-Hay quienes piden una nueva etapa en Cambiemos, pero Macri sacó 40 puntos. ¿Cómo ve el futuro del espacio?

-Lo primero que hay que hacer es analizar qué hiciste bien y qué hiciste mal, y sobre todo por qué perdiste la elección. En definitiva, soy bilardista, me interesa el resultado, y aunque hayas perdido jugando bien, perdiste. Creo que es necesario modificar y ampliar la forma de toma de decisiones. El Gobierno tuvo, sobre todo en la última etapa, un achicamiento en ese lugar de toma de decisiones, y eso influyó en el resultado. Si no queremos volver a repetir errores, hay que ampliar esa mesa de debate, e incorporar a otros cuadros del espacio, ya sea Rodríguez Larreta, Vidal, Cornejo, Morales y Valdés, más allá de que Macri deba estar como expresidente.

-¿Se enojó porque no entró en la lista?

-No era lo que yo quería, respeté la decisión del Presidente y Marcos (Peña) porque soy parte de un proyecto colectivo, pero no era lo que creía mejor para el espacio. En la política enojarse no sirve de mucho, lo que sí es cierto es que uno toma decisiones a partir de lo que decidan otros. Por eso me enfoqué en la campaña provincial y no en la nacional.

-¿Su postura en favor de la legalización del aborto lo perjudicó?

-No debería, pero como tampoco me dieron las razones... Estoy convencido de que el debate sobre la legalización del aborto aportó al bien común, y sobre todo a los derechos de las mujeres.

-El Presidente se manifestó en favor de las dos vidas.

-La posición del Presidente ya la conocía, pero creía que no era un tema para plantear como se planteó, podía decir cuáles eran sus valores, pero en otro ámbito. Muchos votantes de Cambiemos tienen una posición distinta.

-Tampoco fue muy valorado Monzó, uno de sus dirigentes cercanos...

-Ya lo he dicho en su momento, es un gran cuadro político que manejó muy bien el Congreso, era injustificado que lo dejaran ir sin pensar en otro escenario. Ha trabajado como yo por la valorización de la política y la búsqueda de consensos.

-¿Y a Fernández también lo ve como buscador de consensos?

-Sí, sí. A Alberto lo conozco bastante de tener muchos debates en la televisión, discutíamos mucho con la cámara prendida y después cuando se apagaba seguíamos debatiendo, porque es un apasionado de la política. Esperemos que cumpla lo que viene anunciando, creo que es lo correcto. Antonio Cafiero, que fue mi maestro, estuvo en el balcón de la Casa Rosada apoyando a Alfonsín en el levantamiento de Semana Santa, y es un ejemplo de dejar de lado las diferencias partidarias para apoyar el proceso democrático. Creo que ese es el camino.

-¿Y si desde el espacio de Fernández llega una oferta?

-Estoy enfocado en asumir el 10 de diciembre como diputado provincial, es un orgullo que los bonaerenses me hayan elegido. No tuve ningún ofrecimiento, pero si lo hay lo valoraré y evaluaré, más allá de la respuesta final.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.