Darío Lopérfido: “La gente más inculta que conozco trabaja en la gestión pública"