El personaje. De Angeli, casi un ídolo de la TV