De la Rúa acusó a los gremios de defender el trabajo en negro

Queja: de gira por Córdoba, el Presidente criticó a los que se oponen a la reforma laboral; los primeros cien días de gobierno.
Orlando Andrada
(0)
19 de marzo de 2000  

CORDOBA.- El presidente Fernando de la Rúa acusó a los sindicalistas que se oponen a la reforma laboral de estar "a favor del empleo en negro". Aunque sin mencionarlo, lanzó sus dardos contra la flamante CGT disidente que encabeza el camionero Hugo Moyano.

"Yo hablo en general", dijo, al evitar manifestar que ese sector sindical le esté poniendo "palos en la rueda" De la Rúa formuló declaraciones en el aeropuerto de esta capital, donde llegó para sobrevolar las zonas inundadas junto con el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota (sobre lo que se informa en Información general).

"Es importantísimo que se apruebe la ley laboral, y acá lo digo bien claro: los que están en contra de la ley laboral están a favor del empleo en negro en el país. Nadie puede quedarse cruzado de brazos con 14 por ciento de desempleo y el 40 por ciento de los trabajadores en negro", fue la tajante definición del mandatario.

Insistió en que "la ley es necesaria para promover el empleo estable. Los que se oponen a ella están queriendo que el 40 por ciento de los trabajadores siga en negro porque no hay ninguna alternativa propuesta".

Puntualizó que "con esa ley y la reactivación de la economía, la gente podrá trabajar en blanco, tener obra social, aportes jubilatorios y todos los derechos que provienen de un empleo legítimo. Además, se van a crear nuevos puestos de trabajo a través de las pequeñas y medianas empresas que tienen un aliciente en la ley para incorporar definitivamente al trabajador".

El Presidente planteó el contrasentido existente en el campo laboral: "Hoy nos están pidiendo de todo el país planes Trabajar, que es un subsidio al desempleo de 200 pesos. Y al mismo tiempo que nos piden planes Trabajar, critican la ley laboral. Esto es una contradicción: el plan Trabajar es precario; en cambio, el empleo de la ley laboral es estable".

Al evaluar sus primeros 100 días de gobierno, señaló que "el país tiene grandes dificultades, pero vamos marchando bien" y llamó a "derrotar el espíritu pesimista que algunos quieren sembrar".

Aseguró que "la convocatoria a ordenar las cuentas muestra ya sus primeros resultados", y en ese sentido remarcó que "por primera vez en 40 años se ofrecen créditos hipotecarios del país para comprar viviendas a 30 o 40 años y al 9 por ciento de interés". A ello agregó los créditos del Banco Nación para la adquisición de maquinarias agrícolas al 7 por ciento de interés.

"Este solo dato, la baja de la tasa de interés, sirve para mostrar que vamos por el camino de la reactivación", expresó. "Están bajando las tasas de interés y vuelve la confianza en el país porque la Nación actúa con austeridad y todas las provincias están aplicando criterios de austeridad y racionalidad para compartir el déficit."

Mencionó también la rebaja del 50% en las comisiones dispuesta por la tarjeta de crédito MasterCard; el acuerdo con China, que "abre enormes posibilidades de exportación", y la aprobación de beneficios para la inversión de 200 millones de dólares de la automotriz Volkswagen, en Córdoba.

Respuesta

El titular del bloque de diputados del PJ, Humberto Roggero, replicó conceptos del presidente Fernando de la Rúa: "Es falso decir que nuestra bancada pretenda trabar la tarea del Gobierno. Pido que el Presidente tenga serenidad para evaluar la realidad argentina. No hacemos una oposición cerrada".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?