Primer encuentro formal después de las elecciones. De la Rúa consiguió apoyo empresarial