De la Rúa declaró y fue insultado al salir de los tribunales

(0)
26 de abril de 2004  • 13:13

El ex presidente Fernando de la Rúa prestó hoy declaración indagatoria ante el juez de instrucción Facundo Cubas, por una vieja causa relacionada con la contratación del servicio de comedores de hospitales porteños cuando era jefe de gobierno de la Capital Federal.

Así lo confirmaron a la agencia DyN fuentes judiciales, que precisaron que De la Rúa, asistido por el abogado Fernando Díaz Cantón, comenzó a declarar desde poco después de las 10.

Insultado

Al retirarse, el ex presidente fue insultado por un grupo de personas que se encontraba en la puerta de los tribunales.

El ex primer mandatario salió raudamente pasadas las 13.05 del juzgado ubicado en Lavalle al 1100, donde lo insultaron y lo llamaron "corrupto".

El ex jefe del Estado se abstuvo de formular declaraciones y se retiró en una camioneta 4x4 negra con vidrios polarizados.

Fuentes judiciales consignaron que, durante el trámite, el ex jefe del Estado negó haber incurrido en irregularidades y sostuvo, en cambio, que se trató de una licitación realizada en 1997 con el fin de brindar solución al problema de unos 7000 alumnos.

"Fue una contratación imperiosa que evitó que los chicos carecieran de la alimentación básica", aseveró el ex mandatario en su declaración ante el juez de instrucción.

Más involucrados

Asistido por su abogado, De la Rúa respondió preguntas durante alrededor de una hora. En la misma investigación también figuran como imputados el ex canciller Adalberto Rodríguez Giavarini, quien era secretario de Hacienda del gobierno de la Ciudad cuando se realizó la licitación; el ex procurador Ernesto Marcer; el ex funcionario local Guillermo Delle Ville; y el ex secretario Oscar Aiello.

Todos ellos tienen fijada indagatoria para los próximos días, a excepción de Rodríguez Giavarini, a quien se esperaba esta tarde en el despacho de Cubas.

La causa estuvo inicialmente a cargo del juez de instrucción Luis Yrimia, pero luego de varios años de trámite, por decisión de la Sala IV de la Cámara del Crimen, el caso pasó a manos de Cubas.

En los expedientes se investigan media docena de licitaciones en las que aparece contratada la empresa Emepa (Establecimientos Metalúrgicos Patricia), radicada en la localidad bonaerense de Chascomús, cuya principal actividad era la construcción y reparación de vagones de trenes.

Emepa, según las fuentes consultadas, es una firma cuyo titular, Benjamín Moreno, tendría amistad con el ex presidente de la nación.

En la denuncia se mencionan contrataciones por cifras multimillonarias, pero la defensa de De la Rúa desmintió ese dato y destacó que las contrataciones habían sido actos de gobierno realizados de acuerdo con las leyes y las normas vigentes.

Fuente: DyN y Télam

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.