De la Sota: "En el país hay rebelión fiscal"

Según el gobernador, los argentinos están "hartos de un gobierno inexistente"
(0)
19 de diciembre de 2001  

El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota (PJ), afirmó que los argentinos "estamos hartos de un gobierno inexistente, que ha generado una anarquía total en el país", y denunció que "hay rebelión fiscal en la Argentina" porque "nadie paga impuestos".

"El gobierno nacional sólo cobra el impuesto al cheque porque se lo retienen los bancos, y está aumentando sideralmente porque nos obligan a todos a estar bancarizados. Claro, a este impuesto el gobierno nacional no lo comparte con las provincias, se lo guarda todo. Así se están empobreciendo todas las provincias. Esto no puede continuar. El gobierno nacional tiene que recapacitar ya, antes de que sea demasiado tarde", advirtió.

De la Sota hizo estas declaraciones a una radio cordobesa desde Buenos Aires, donde mantuvo reuniones con directores del Banco Central. El motivo que disparó sus críticas fue el magro envío de fondos por parte de la Nación. Córdoba debe recibir mensualmente 110 millones en concepto de impuestos coparticipables, y hasta ayer sólo había recibido 10.698.000.

"La situación es caótica. No nos han enviado ni el 10 por ciento. Esta es una situación que no se ha visto nunca en el país", protestó De la Sota.

Dijo que en el Ministerio de Economía le informaron que en los primeros 17 días de diciembre la Nación sólo recaudó poco más de 260 millones (por impuestos coparticipables), de los cuales se han enviado a todas las provincias un total de 132 millones.

Concertación

"El gobierno nacional actúa muy mal. Por un lado, nos convoca a la concertación. ¿Por qué? Porque su debilidad política es evidente", apuntó.

En su opinión, "solo, el Gobierno no va a sacar el país de esta grave situación. Está bien pedir ayuda cuando uno no puede solo. Pero cuando alguien pide ayuda, también tiene que estar dispuesto a ser ayudado".

"Nosotros (por el peronismo) vamos al diálogo, y cada vez que vamos al diálogo nos encontramos con que ellos ya tienen todo hecho, ya tienen las decisiones tomadas. Entonces, nuestra participación es para decirles que sí a lo que ellos ya decidieron hacer, con nosotros o sin nosotros. Yo no recuerdo una sola propuesta de la oposición que haya sido aceptada."

Comparó la concertación, además, con "una reunión de bomberos, de los que quieren apagar el incendio". En cambio, propuso una "reunión de arquitectos, de ingenieros, de albañiles, para que reconstruyamos el país. Nadie invierte en un país fundido y que tiene un gobierno que no lo reconoce".

"La concertación no puede ser sólo para un ajuste del sector público -insistió-. El objetivo de la concertación debe ser reactivar la economía, salir de la recesión, volver a crecer."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.