De la Sota enfrenta una movilización de estatales

Oposición: los gremios harían hoy la mayor marcha contra el gobernador, en protesta por su proyecto de reforma del Estado.
(0)
20 de marzo de 2000  

CORDOBA.- Los gremios de trabajadores públicos ganarán hoy las calles para manifestar su rechazo a las reformas de los Estados provincial y municipal impulsadas por el gobernador José Manuel de la Sota y el intendente Germán Kammerath. Los dirigentes se han propuesto movilizar a 5000 empleados y esperan la llegada, a media mañana, de Hugo Moyano, el jefe de la CGT nacional disidente.

La marcha será la más dura de las oposiciones que se hayan ensayado contra los proyectos gubernamentales de la coalición liderada por el justicialismo, desde las victorias electorales sobre los radicales Ramón Mestre, en diciembre de 1998, y Mario Negri, en septiembre de 1999.

La convocatoria ha provocado inquietud por eventuales desbordes. La semana última concluyó con un episodio violento, cuando un nutrido grupo de activistas del Sindicato de Luz y Fuerza realizó un "escrache" frente a la residencia del senador provincial Jorge Bodega, expulsado días atrás del Frepaso por estar sospechado de haber "negociado" su voto en favor de las leyes de De la Sota.

Fueron detenidos cuarenta y ocho manifestantes, los que durante el fin de semana recuperaron la libertad. Un fiscal de turno libró orden de captura sobre el secretario general del gremio, Lorenzo Racero, por el cargo de instigación a la violencia; ha desoído la citación y técnicamente se encuentra prófugo. Su domicilio fue allanado por la policía, pero no lo halló. En fuentes gremiales se sugiere que reaparecerá hoy, durante la movilización, y que una vez concluida se presentaría en los tribunales.

De la Sota elevó en enero a la Legislatura el que fue su principal proyecto de gobierno luego de la rebaja de impuestos del 30 por ciento, que puso en vigor apenas asumió, en julio de 1999. En Diputados, tenía el escenario despejado por la holgada mayoría con que cuenta la coalición oficialista, pero en el Senado estaba en desventaja por un voto.

La Alianza se abroqueló detrás de una cerrada negativa a aprobar la reforma que pretendía el gobernador. Pero operadores justicialistas consiguieron que Bodega adoptara una posición favorable y, casi simultáneamente, plasmaron una jugada decisiva al lograr que Mestre viajara desde Corrientes (donde ejerce la intervención federal) para estampar su firma junto a la de De la Sota en un "pacto" que le aseguró a éste el consenso legislativo que precisaba y desarticuló a la oposición, sumiéndola en una profunda crisis.

No obstante, el "mestrismo", en la Cámara de Diputados, impulsado por un aparente arrepentimiento, no acompañó la media sanción de las leyes.

Camino a 2003

Esta semana, con el voto clave de Bodega, De la Sota vería aprobado su Estado Nuevo y el camino quedaría allanado para privatizar el Banco de Córdoba, la Empresa de Energía (EPEC), las rutas provinciales y los juegos de azar. Por todo, aspira a reunir unos 1500 millones de pesos en el transcurso de este año, que le permitirán sanear la deuda de la provincia e imprimirle un sello modernizador al período de gobierno que debe ejercer hasta 2003, año en que el país empezará a pensar en la sucesión presidencial.

Los gremios estatales han resuelto poner en la marcha de hoy toda su capacidad de movilización. La convocatoria está promovida por los sindicatos de Luz y Fuerza y Municipales. Otros -como el Sindicato de Empleados Públicos- han resuelto sumarse con compromisos medidos. Los municipales se enfrentan a un proyecto reformador, de similar factura al de De la Sota, pilotado por el intendente de Córdoba, Germán Kammerath.

El gobierno provincial tiene otro frente abierto con las cooperativas eléctricas, que han deslizado que las 200 entidades del sector están sopesando una medida que haría temblar las cuentas del Banco de Córdoba: el retiro de sus fondos de la institución. Según algunas fuentes son 50 millones de pesos; de acuerdo con otras, 100 millones. En cualquier caso, un volumen de mucho peso.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?