De Vido mantuvo la querella penal y el juez citó a Carrió