Debate el Congreso el envío de tropas

Algunos legisladores creen que la misión militar debe tener aval parlamentario; opiniones encontradas
(0)
15 de diciembre de 2001  

A pocas horas de que Fernando de la Rúa oficializó su decisión de enviar tropas de paz a Afganistán para apoyar el nuevo gobierno de Kabul, el Congreso no resolvió aún si la decisión presidencial debería contar con una ratificación formal del Congreso.

Los legisladores no tienen una posición unívoca al respecto: mientras algunos opinan que el envío de 600 efectivos no necesita de un aval parlamentario, ya que se trataría de fuerzas militares que actuarían en operaciones de paz bajo el amparo de la ONU, otros senadores y diputados señalan que el Poder Ejecutivo no debería obviar al Congreso en una decisión de semejante envergadura.

Para sustentar esto último, los legisladores apelan al texto de la Constitución. En el artículo 75, inciso 28, se establece como una de las atribuciones del Congreso la de “permitir la introducción de tropas extranjeras en el territorio de la Nación y la salida de las fuerzas nacionales fuera de él”.

En este sentido, el diputado Héctor Polino (ARI-Capital) dijo ayer que “la Carta Magna es clara. Si el Poder Ejecutivo, por medio del Ministerio de Defensa, decide el envío de tropas al extranjero, sin consultar al Congreso, estaría violando la ley. No importa cuál sea el objetivo de esas tropas, si de paz o de guerra. La Constitución no hace diferencias”.

Los respectivos presidentes de las comisiones de Defensa y de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Miguel Angel Toma (PJ-Capital) y Marcelo Stubrin (UCR-Capital), disienten con esta postura.

“La autorización parlamentaria no es necesaria, ya que se trata de tropas de paz que actuarían bajo el amparo de la ONU –enfatizó Stubrin–. La decisión del Poder Ejecutivo me parece conveniente, ya que sería una oportunidad para que nuestras fuerzas desplieguen toda su capacitación, ya adquirida en otros operativos similares, como en Chipre o en los Balcanes”.

El diputado Toma se expresó en términos similares. “Desde hace tiempo nuestro país adoptó como política participar en operativos militares de paz, y los resultados han sido por demás positivos –remarcó-. Además, decisiones como ésta (la del envío de tropas argentinas) fortalece nuestra relación con un aliado importante, que es Estados Unidos.”

Su par demócrata progresista Alberto Natale (Santa Fe) coincidió con esta postura. “La autorización parlamentaria no es necesaria. Además, en momentos en que la Argentina atraviesa por una situación económica delicada, es importante tener un gesto hacia un organismo como la ONU, que nos ha brindado su respaldo”, dijo Natale.

El frepasista Carlos Raimundi (Buenos Aires) se expresó en desacuerdo con estas posturas e insiste en que el Congreso debe pronunciarse antes de que el Poder Ejecutivo resuelva cualquier medida.

Senado en contra

En la Cámara alta las opiniones consultadas por La Nacion fueron contrarias a la decisión del Poder Ejecutivo.

Así, la frepasista Vilma Ibarra (Capital) consideró que “la salida de tropas fuera de la Nación, aun en misión de paz, debe ser autorizada por el Congreso, por disposición expresa del artículo 75, inciso 28, de la Constitución”.

Según Ibarra, la autorización parlamentaria “sólo podría obviarse para salidas meramente protocolares o desfiles”, pero no para misiones como la que integrará la Argentina, que implica el despliegue de efectivos en territorio de Afganistán.

Si bien la legisladora opinó que “la Argentina debe ser solidaria en la desarticulación del terrorismo internacional, máxime cuando ha sido víctima de dos atentados todavía no esclarecidos (por el de la AMIA y la embajada de Israel)”, insistió en que ese argumento “no implica el envío de tropas luego de una guerra en Afganistán”.

En la misma sintonía se expresó el radical Rodolfo Terragno (Capital), quien también fue terminante en cuanto a la necesidad de que el Congreso exprese una opinión respecto del envío de tropas fuera del territorio nacional.

“Tengo entendido que el 22 de diciembre llegaría a Kabul un contingente de 100 efectivos, pero en este caso se trata de fuerzas que ya están fuera del territorio nacional, ya que hoy están en Chipre –aseguró–. Pero si se pretende que otros efectivos salgan del país el Poder Ejecutivo tendrá que pedir autorización al Congreso.”

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.