Debate presidencial: Fernández ensaya un discurso inclusivo, pero también los contraataques a Macri

El candidato reunió a sus colaboradores en el departamento de Puerto Madero
El candidato reunió a sus colaboradores en el departamento de Puerto Madero Fuente: Archivo
Hernán Cappiello
(0)
20 de octubre de 2019  • 17:51

Alberto Fernández pasó la tarde previa al día del debate presidencial concentrado en su departamento, donde repasó los puntos principales del temario con el que se enfrentará al presidente Mauricio Macri.

Con un grupo de colaboradores cercanos, trabajó en su casa de Puerto Madero sobre los contenidos del discurso de Macri de ayer en el Obelisco, pues no faltarán esta noche alusiones a ese mensaje.

Es que el primer debate tuvo su continuidad en los actos políticos que Macri y Fernández encabezaron la semana pasada, y en los que siguieron polemizando. Macri le contestó ayer en el Obelisco y Alberto Fernández desde La Pampa.

Ahora, en la Facultad de Derecho de la UBA, donde Fernández da clase, continuarán los desafíos verbales.

Ayer, los equipos de los candidatos estuvieron en el salón donde se realizará el debate, viendo los lugares asignados, los atriles y los preparativos finales que organiza la Cámara Nacional Electoral. Los moderadores, por su parte, hicieron su ensayo.

En este segundo debate Alberto Fernández no dejará de contestar cada intervención de Macri
En este segundo debate Alberto Fernández no dejará de contestar cada intervención de Macri Fuente: Archivo - Crédito: Marcelo Manera / LA NACION

En pleno fragor político, en el Día de la Madre, Fernández tuvo presente el recuerdo emocionado de la suya, que falleció a comienzos de año, cuando aún su candidatura a Presidente y el resultado de las PASO no estaban en sus planes.

Su lógica de entrenamiento se centra en ordenar la mayor cantidad de datos para asegurarse de que entren en los dos minutos de exposición dedicados al temario que recorre la seguridad, el rol del Estado, la calidad institucional, el desarrollo, el empleo y la vivienda.

Si en el primer round Fernández fue desafiante desde el comienzo, ahora no dejará de contestar cada intervención de Macri, que hará foco en la figura de la expresidenta Cristina Kirchner, recordando las causas de corrupción que enfrenta y los problemas judiciales de sus funcionarios condenados y/o presos. En los temas económicos y sociales, Fernández buscará horadar la defensa de su adversario, que llega envalentonado por la concentración de más de 300.000 partidarios ayer en el Obelisco.

Ahora, Fernández tiene en mente enfocarse en un discurso inclusivo, firme, pero apelando a toda la sociedad, con el objetivo de que el debate le permita captar voluntades. En su entorno creen que los debates no suman votos, pero sí entienden que una mala performance puede hacer que se pierdan: por eso lo central es no distraerse.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.