Declaró el ex represor de la ESMA Jorge "Tigre" Acosta

"Lo único que hice fue combatir en la guerra contra el terrorismo", dijo el ex capitán de la Armada al ser indagado en la causa por la desaparición de tres empresarios y el robo de sus bienes
(0)
22 de agosto de 2001  • 14:50

El ex represor Jorge "Tigre" Acosta se jactó hoy de que "lo único que hice fue combatir en la guerra contra el terrorismo" al ser indagado en una causa por la desaparición de tres empresarios y el robo de sus bienes, entre otros, campos y caballos pura sangre de carrera.

No obstante quejarse de estar detenido por robo de bebés a desaparecidos considerándose a sí mismo como "víctima de una ingenieria política y judicial", el ex capitán de la Armada se negó a responder las preguntas que querían formularle el juez federal Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo.

El "Tigre" Acosta pasó casi toda la mañana en el juzgado federal número 12 del cuarto piso de los tribunales del barrio porteño de Retiro, adonde llegó bien temprano -a las 7- y de donde se retiró pasadas las 12.30 en dirección a su lugar de detención, en la base de Campo de Mayo.

Ex jefe de Inteligencia -es decir de interrogatorios bajo torturas- en el centro clandestino que funcionó en la ESMA durante la dictadura, Acosta dijo en su momento que "nadie se quejó de permanecer" en ese campo.

Los investigadores pretendían formular preguntas a Acosta por el secuestro y desaparición de los empresarios Horacio Palma y Victorio Cerruti, así como el abogado Conrado Gómez, todos vistos por última vez en la ESMA, y sobre el apoderamiento de dinero, empresas, campos y caballos de carrera.

Los tres fueron secuestrados el 10 y 11 de enero de 1977 por un grupo de tareas de la ESMA, vistos allí por última vez con vida y sufrieron el desapoderamiento de sus bienes, tales como dinero, empresas, campos, automóviles y caballos pura sangre de carreras.

Ayer en la misma causa, declararon los ahora detenidos capitanes retirados de la Armada Juan Carlos Rolón y Jorge Rádice, quienes admitieron haber participado de la represión. Pero el segundo se negó a contestar preguntas, mientras el primero dijo que no recordaba.

Bonadío, que investiga el accionar de una supuesta organización ilegal que se habría beneficiado con el latrocinio de bienes de desaparecidos, espera además que el Cuerpo Médico Forense autorice el traslado del ex jefe de la Armada Emilio Massera, detenido en Campo de Mayo y también procesado por el robo de bebés.

En el caso, además de Massera, Acosta, Rádice y Rolón, fueron imputados el ex oficial de Logística Alejandro Spinelli -ya fallecido-, el escribano Dárdano, el ex capitán de corbeta Francis Whamond y la actual juez y ex notaria Emilia García.

García está protegida por la inmunidad procesal que le confiere su condición de juez, pero su colega Bonadío ya promovió un juicio político en su contra para someterla a proceso penal.

Fuente: DyN
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?