Defendió el Fondo Monetario la independencia del Banco Central