Definen las medidas del plan económico

Todesca confirmó ayer que se podrán usar los plazos fijos para la compra de inmuebles; el Gobierno analiza pesificar a $ 1,40 Desde hoy rigen las excepciones al corralito que benefician a mayores de 75 años, enfermos e indemnizados Economía avanza con el presupuesto Preocupa la caída en los ingresos
Todesca confirmó ayer que se podrán usar los plazos fijos para la compra de inmuebles; el Gobierno analiza pesificar a $ 1,40 Desde hoy rigen las excepciones al corralito que benefician a mayores de 75 años, enfermos e indemnizados Economía avanza con el presupuesto Preocupa la caída en los ingresos
(0)
29 de enero de 2002  

El viceministro de Economía, Jorge Todesca, confirmó ayer que el equipo económico anunciará una nueva flexibilización en el corralito con objeto de incentivar la reactivación (compraventa de inmuebles, etcétera), tal como adelantó ayer LA NACION.

Por otra parte, el equipo de Hacienda sigue analizando cómo pesificará la economía. Si bien por estas horas se menciona un ramillete de posibilidades, el Gobierno estima más conveniente pesificar préstamos y depósitos a 1,40 peso.

"Es la alternativa más viable para que no se produzca un desfase entre las acreencias y las deudas de los bancos. Pero todo depende de la asistencia del Fondo", explicó una fuente de Economía.

A su turno, el viceministro explicó que "si uno tiene la restitución de los depósitos de un modo y el cobro de las deudas de otro, hay una asimetría que hay que buscar cómo resolver" y que por eso todavía no se encontró la solución al problema.

También dijo que todavía resta definir si tras los anuncios del plan económico todas las operaciones sin excepción serán pesificadas. "Tenemos que buscar un balance del equilibrio del sistema financiero, la situación de los deudores y de los depositantes", sostuvo.

Sobre la utilización de los plazos fijos para la compraventa de inmuebles, Todesca reconoció que "se facilitarán las transacciones dentro del corralito, de manera que se van a poder hacer las operaciones inmobiliarias con más facilidad que actualmente".

Lo cierto es que el equipo que conduce el ministro Jorge Remes Lenicov volvió sobre la idea de facilitar la adquisición de bienes después de una propuesta que dos economistas norteamericanos, Alan Meltzer y Adam Lerrick, de la Universidad Carnegie Mellon, publicaron la semana última en el diario inglés Financial Times.

En ese artículo, señalaron que los límites puestos sobre los depósitos bancarios son uno de los problemas centrales de la administración de Eduardo Duhalde y sugirieron que los bancos emitan recibos de depósitos que puedan ser usados como medios de pagos.

En Economía, la propuesta made in EE.UU. encontró eco porque creen que sería un mecanismo viable para restablecer la liquidez en el sistema, sin que estalle la inflación porque no habría emisión de moneda.

Y en eso trabaja Hacienda: estudian la posibilidad de que un ahorrista que tenga un plazo fijo y que quiera realizar una operación inmobiliaria (por ejemplo) pueda disponer de su dinero (no en efectivo, sino dentro del sistema) por medio de una chequera que se le entregaría con fecha de vencimiento para ir cancelando las cuotas en las que se dividirá la operación.

Rigen las excepciones

Mientras analizan realizar nuevos cambios a las duras restricciones, hoy se ponen en marcha las excepciones al corralito para los mayores de 75 años, los enfermos y los desocupados con indemnizaciones retenidas en los bancos.

La norma difundida por el Banco Central alcanza a los mayores de 75 años que sean titulares de un depósito anterior a la entrada en vigor del corralito, los enfermos (o titulares de cuentas con familiares que requieran tratamiento médico) y los desocupados con indemnizaciones atrapadas en el corralito.

En el caso de los mayores de 75 años, no podrán retirar todo el dinero que posean, sino que se les transferirá la totalidad de la cifra a una caja de ahorro desde donde podrán extraer según el límite ya establecido (300 pesos por semana) o utilizar la tarjeta de débito y crédito para hacer operaciones.

Quienes requieran el dinero para realizar un tratamiento médico o los titulares de depósitos con plazo fijo con familiares que necesiten tratamiento podrán transferir el dinero a una cuenta de la que el centro asistencial debitará el importe establecido.

Y en el caso de los desempleados, deberán presentar el telegrama de despido o acuerdo de partes posterior a julio de 2000, para que se les transfiera el dinero a una caja de ahorro.

Además, el Central informó ayer que se eliminó la posibilidad de utilizar los fondos inmovilizados en el corralito para cancelar saldos de tarjetas de crédito, y de ese modo volvió atrás con una disposición que había emitido hace unos días.

El presupuesto

En Economía, en tanto, mientras el equipo técnico estudia la propuesta de Meltzer, Remes Lenicov mantuvo ayer febriles reuniones con sus colaboradores para atender dos temas específicos: la pesificación y los números fiscales proyectados para este año en las cuentas públicas.

La idea sigue siendo presentar el programa económico y el presupuesto el viernes o el sábado, y más ahora, después de la señal que ayer lanzaron sorpresivamente el FMI, el Banco Mundial y el BID, estos dos últimos con ayuda concreta de fondos para el país. La preocupación central del Gobierno es la recesión económica que el país sufrirá durante el primer semestre. En ese período, según se estima, el PBI caerá un 6% y tan sólo a partir de septiembre habría un repunte, todo lo cual permitiría terminar con una contracción anual estimada del 4,9 por ciento.

Las proyecciones sobre la recaudación no son mejores. Estiman que en los primeros meses podría seguir la tétrica evolución que registró en diciembre último, cuando cayó 28 por ciento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.