Los gobernadores del PJ aceptan cambios en Bienes Personales, pero presionan por el Fondo Sojero

El senador Pichetto encabeza una reunión con gobernadores del PJ y podrían impulsar cambios en el proyecto que se aprobó la semana pasada en Diputados
El senador Pichetto encabeza una reunión con gobernadores del PJ y podrían impulsar cambios en el proyecto que se aprobó la semana pasada en Diputados Crédito: Prensa Senado
Gustavo Ybarra
(0)
30 de octubre de 2018  • 15:16

La presión de varios gobernadores peronistas para recuperar el Fondo Federal Solidario (FFS) puso en tensión el complejo acuerdo entre el gobierno nacional y las provincias para compartir las cargas del ajuste fiscal que contempla el presupuesto 2019. El trapicheo de los mandatarios también puso en riesgo el acuerdo político que el PJ y Cambiemos negocian en el Senado para modificar el proyecto de Bienes Personales y eximir las viviendas familiares del cómputo en el cálculo de este gravamen.

En una tensa reunión, en la que no faltaron insultos y amenazas de renuncia, el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto (Río Negro), enfrentó el encendido reclamo de un grupo de gobernadores, en su mayoría enfrentados con la Casa Rosada, para que el peronismo derogue el decreto que eliminó el denominado fondo sojero.

"Si eso pasa se caen todos los acuerdos", replicaron funcionarios del Poder Ejecutivo ante la consulta de LA NACION sobre la posibilidad de que una jugada de ese calibre pudiera prosperar en el Senado.

Según confiaron fuentes legislativas, el encuentro entre peronistas tuvo momentos de alta tensión. "Si ustedes quieren que vuele todo por los aires, insistan con el fondo sojero, pero al otro día tienen el dólar arriba de 40 pesos", llegó a advertirles Pichetto a los mandatarios.

Los abanderados del reclamo fueron Gildo Insfrán (Formosa) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero), secundados por Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Lucía Corpacci (Catamarca) y Mariano Arcioni (Chubut). También participaron del encuentro Sergio Casas (La Rioja) y los vicegobernadores de Tucumán, Osvaldo Jaldo, y de Chaco, Daniel Capitanich.

"Estamos hartos de que nos caguen. Firmamos una cosa y al rato están haciendo todo lo contrario; estos tipos son unos hijos de puta", se había quejado Insfrán, exigiéndole a Pichetto que impulse la derogación del decreto 756/18, que dejó sin efecto el Fondo Federal Solidario.

"¿Si el tema era tan fundamental por qué no lo plantearon cuando se discutió en Diputados?", respondió Pichetto, recordándoles a los gobernadores la intensa negociación que demandó el paquete de proyectos fiscales aprobado la semana pasada por la Cámara de Diputados.

De hecho, la disputa por el fondo sojero fue motivo de un acuerdo entre el Gobierno y la oposición a mediados de septiembre último, en la que el Poder Ejecutivo debió ceder a provincias y municipios una compensación de $4125 millones para evitar la derogación del decreto.

El FFS repartía el 30% de las retenciones a las exportaciones de soja entre provincias y municipios. Creado en 2009 por el gobierno de Cristina Kirchner para sumar adhesión política en su pelea con el campo, luego del fracaso legislativo de la resolución 125, el fondo tenía una vigencia de diez años. En 2019 se estimaba que recaudaría unos $53.000 millones.

Fuentes vinculadas a los mandatarios provinciales confiaron a LA NACION que en la reunión se llegó a poner en duda el papel de Pichetto como representante de los intereses de los gobernadores peronistas.

Sin embargo, voceros del bloque peronista negaron esa versión, aunque admitieron que el jefe de bancada se mostró dispuesto a dar un paso al costado si no estaban conformes con su papel. "Si quieren otro jefe de bloque y otro representante ante el Poder Ejecutivo, no tengo ningún problema", confiaron las fuentes consultadas, al revelar la oferta de Pichetto.

El senador rionegrino terminó siendo el vocero oficial de la reunión. En el contacto con la prensa reconoció el reclamo de los mandatarios, pero dejó en claro que no hubo una definición. "Vamos a seguir conversando de aquí al 14 de noviembre para alcanzar acuerdos entre las provincias y la Nación", aseguró.

El oficialismo, en tanto, cerró filas con el Poder Ejecutivo. "La Constitución sostiene que los impuestos al comercio exterior corresponden al gobierno nacional, por lo que son fondos nacionales", defendió la derogación del fondo sojero el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Pro-Capital).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.