Definieron las excepciones al corralito

Los potenciales destinatarios deberán esperar hasta el martes próximo para requerir la autorización en sus respectivos bancos
Los potenciales destinatarios deberán esperar hasta el martes próximo para requerir la autorización en sus respectivos bancos
(0)
25 de enero de 2002  

El directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) aprobó ayer las excepciones al corralito financiero que benefician a las personas mayores de 75 años, a quienes cobraron una indemnización por despido, un seguro de vida o por incapacidad o accidente, y a los que deben adquirir medicamentos o realizarse una operación quirúrgica en la Argentina o en el exterior.

El BCRA distribuyó anoche la reglamentación, pero los potenciales beneficiarios deberán esperar hasta la semana próxima para presentar sus solicitudes ante aquellas entidades bancarias en las que tienen depositados sus ahorros.

El titular del Banco Central, Mario Blejer, informó en este sentido al presidente Eduardo Duhalde que las excepciones sólo comenzarán a aplicarse desde el martes próximo.

Asimismo, la comunicación difundida anoche por la entidad monetaria establece límites a los montos que en ciertos casos podrán exceptuarse de los plazos fijos, cuentas corrientes y cajas de ahorro cuyos titulares -o al menos uno de ellos- sea potencial receptor de alguno de los beneficios. También fija los requisitos para obtenerlos.

Voceros del BCRA recordaron además a LA NACION que "en ningún caso los montos exceptuados se entregarán en mano a los beneficiarios. Se depositarán en cuentas bancarias a la vista (cajas de ahorro, cuentas corrientes), que seguirán bajo el régimen del corralito".

Asimismo, en el comunicado se establece que en todos los casos -salvo para los mayores de 75 años, que será en forma inmediata- las entidades bancarias requeridas tendrán 5 días hábiles desde la presentación para definir si autoriza la excepción.

El mismo principio se aplicará a los pedidos de excepción que no estén incluidos en este comunicado, los que también deberán requerirse a través del banco en que se tenga el depósito. Y éste, de considerarlo pertinente, lo remitirá al Banco Central.

Por otra parte, la entidad prorrogó hasta el 15 de febrero la opción para pesificar al cambio oficial los saldos de las cuentas corrientes en moneda extranjera. La medida alcanza a las personas jurídicas y también a las personas físicas titulares de cuentas corrientes y cajas de ahorros en moneda extranjera afectadas a explotaciones unipersonales, conforme a lo previsto en esas normas.

Caso por caso

Según lo dispuesto por el BCRA anoche en la comunicación, las excepciones serán las siguientes:

  • Personas que tengan 75 años o más: sólo deberán presentar en el banco donde tengan los ahorros el documento de identidad para demostrar su edad. No tienen límites de fondos para desafectar del corralito y transferirlos a una cuenta bancaria, de la que podrán extraer en efectivo $ 1200 por mes y operar con el resto mediante tarjetas de débito, etc.
  • Indemnizaciones laborales y seguros de vida por fallecimiento, incapacidad o accidente: el monto debe haberse recibido a partir del 1° de julio de 2000, no antes.
  • Los potenciales beneficiarios deberán demostrar -siempre ante su propio banco- que están comprendidos en estos casos. Y el monto máximo que podrán derivar a una cuenta bancaria "a la vista" será de $ 30.000 (al cambio oficial de $ 1,40 equivalen a US$ 21.428). De quedar un remanente "no exceptuado", quedará sujeto a la reprogramación de depósitos "sin modificar la aplicación del calendario de pagos, según el tramo por monto que originalmente le hubiera correspondido".

  • Intervención quirúrgica, tratamiento médico o compra de medicamentos en el país: el beneficio abarca al titular de la cuenta, su cónyuge y algunos familiares mayores y menores. Pero el monto total se limita a $ 5000 (al cambio oficial, US$ 3571).
  • Al igual que en las anteriores excepciones, los ahorros no se entregarán en mano al requirente, sino que se transferirán a la cuenta bancaria que indique el destinatario. Pero, al contrario del caso anterior, el remanente del depósito quedará sujeto a la reprogramación del calendario de pagos aplicando "el tramo por monto que corresponda según el saldo".

  • Intervención quirúrgica, tratamiento médico o compra de medicamentos en el exterior: esta excepción también abarca al titular de la cuenta, su cónyuge y algunos familiares.
  • En este caso, el BCRA no estipula un monto específico, sino que ordena que la institución asistencial extranjera elabore un presupuesto con la estimación para gastos y costos médicos. "Los fondos serán transferidos directamente por la entidad (bancaria en la que el titular tiene sus ahorros) a favor de la institución que preste el servicio médico."

    Sin embargo, reza el comunicado, "el importe para gastos de pasajes o estada será acreditado en una cuenta corriente o caja de ahorro en pesos" en favor del titular. Y en cuanto al remanente de los depósitos, también quedará sujeto a la reprogramación del calendario de pagos "por monto que corresponda según el saldo".

    En los bancos

    Ayer, en tanto, prosiguieron en distintos lugares del país las protestas de ahorristas y vecinos contra los bancos, aunque la jornada se desarrolló con mayor tranquilidad que anteayer, primer día de vigencia de las medidas tendientes a flexibilizar el corralito.

    Mientras las entidades bancarias mostraron una paulatina adecuación de los sistemas a la nueva normativa, la gente, sin desprenderse de su mal humor, optó en su mayoría por armarse de paciencia y hacer las largas colas para realizar los trámites.

    Sin embargo, algo más de 200 comerciantes y vecinos del barrio de Mataderos manifestaron su rechazo al corralito y reclamaron por la devolución de sus depósitos. La marcha, que se desarrolló sobre la avenida Juan Bautista Alberdi, se detuvo ante una sucursal del Banco Río. Allí, los manifestantes pegaron fajas con las leyendas "Clausurado por falta de pago" y "Chorros".

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.