Demagogia K y ética pública