El análisis. Demasiado pronto, entre la ruina y la gloria