Demostración de fidelidad oficialista

(0)
25 de febrero de 2010  

LA PLATA (De nuestro corresponsal).- En su regreso a la ciudad en la que se inició en la política, Néstor Kirchner estuvo rodeado por un entramado de dirigentes platenses ligados al ministro de Justicia, Julio Alak, y al viceministro de Desarrollo Social, Carlos Castagneto, circunstancialmente aliados contra el intendente local, Pablo Bruera, y lo que consideran su alejamiento del proyecto del kirchnerismo.

Aunque la excusa formal fue respaldar el modelo en el aniversario del primer triunfo electoral de Juan Perón, nadie ignoraba que era una demostración de fuerza ante la indocilidad de Bruera, o lo que es lo mismo, un mensaje para quienes -para ponerlos en términos peronistas- estén pensando en quitar los pies del plato. No hizo falta explicitar a quién iba dirigido el cántico más repetido de la noche: "Borombombón, borombombón, el que no salta es un traidor". A Bruera lo acusan de haberse alejado del oficialismo en la última elección planteando una campaña desde el vecinalismo. Presentará el Frente Renovador Peronista el viernes en el micro estadio de Ferro.

En la mesa central del acto estuvieron los ministros Florencio Randazzo y Julio Alak; el jefe de la SIDE, Héctor Icazuriaga; el gobernador Daniel Scioli; el vicegobernador Alberto Balestrini, y Castagneto; el piquetero Emilio Pérsico y Remo Carlotto. A último momento se sumó, el líder de la CGT, Hugo Moyano.

Cerca del palco se amontonaron funcionarios nacionales, provinciales, legisladores, intendentes, casi todos los ministros del gabinete provincial; Carlos Kunkel, José María Díaz Bancalari, Edgardo Depetri, Miguel Núñez; la suegra de Kirchner, Ofelia Wilhelm; los intendentes Julio Pereyra (Florencio Varela), Alejandro Granados (Ezeiza), Fernando Espinoza (La Matanza), Enrique Slezack (Berisso), y Daniel Di Sabatino (San Vicente), entre otros.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.