Denuncian que con la nueva ley de Inteligencia, el Gobierno podrá destruir documentos cuando quiera