Denuncian que un sindicalista cría los mismos caballos que la realeza de Holanda