Denuncias cruzadas en la interna de los aeronavegantes

Las versiones apuntan al manejo de la obra social y al control "político" de los vuelos
(0)
20 de diciembre de 2009  

Horacio Otero no puede dejar de mirar el portón verde de Bartolomé Mitre 1906. Parado en la vereda del frente de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), siempre con dos teléfonos celulares que parecen quemarle las manos, el apoderado de la lista Verde, que responde al secretario general del gremio, Ricardo Frecia, pasa sus días con la vista fija en la puerta metálica.

Desde que la Justicia se mostró impotente ante el Gobierno en sus dos intentos por ingresar a la sede de la AAA, un gremio pequeño si se toma en cuenta el número de sus afiliados (azafatas y comisarios de a bordo) las más variadas teorías intentaron explicar las razones por las que una disputa sindical interna terminó comprometiendo al poder político nacional.

Desde la relación de los "verdes" con el kirchnerismo, a través de la ex secretaria general de la AAA y actual embajadora en Venezuela, Alicia Castro, hasta versiones altisonantes, como el interés por mantener el control sobre la obra social gremial ante la investigación por los medicamentos adulterados o la "entrega gremial" a las aerolíneas privadas, parece no haber freno para las denuncias que las dos listas en pugna están dispuestas a intercambiar.

Al igual que Otero, Patricia Gispert, candidata a secretaria adjunta por la lista Celeste, pasó días frente al gremio. Así la muestran las fotos que los abogados "celestes" le presentaron el jueves a los miembros de la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.

Fue en 2007, días después del recuento de votos que dio por ganadores a los "verdes" y que la misma Cámara consideró fraudulento en noviembre pasado. Chapitel aparece con un megáfono frente al portón verde de Bartolomé Mitre 1906, cerrado como hoy, pero rodeado por efectivos de la guardia de infantería.

"En esa época, el ministro de Justicia era Aníbal Fernández, que entonces sí decidió enviar a las fuerzas de seguridad", dice Graciela Chapitel, candidata a tesorera de los "celestes", en alusión a la orden que el actual jefe de Gabinete le impartió a la policía para no acatar la decisión judicial de ingresar al gremio.

Chapitel también acusa a la conducción de Frecia de organizar discrecionalmente los planes de vuelo para perjudicar a los candidatos opositores. "Cada vez que pedimos licencia gremial, sea para hacer campaña o fiscalizar urnas, encuentran un pretexto para denegarla", sostiene, y apunta contra Otero, custodio de la puerta verde de la AAA.

Apoyo oficial

Otero negó estas acusaciones cuando fue consultado por LA NACION, pero no mencionó que desde octubre de 2009, además de apoderado de la lista Verde, es el coordinador de Programación Tripulaciones de Cabina de Aerolíneas Argentinas y Austral. Raúl Salgado, candidato a secretario general de la lista Celeste, que considera la designación de Otero un apoyo explícito del presidente de la empresa, Mariano Recalde, a los "verdes".

Según el mismo Otero, el día que el juez José Sudera hizo tomar posesión de los cargos a las autoridades de la lista Celeste en su despacho (porque no pudo ingresar al gremio, donde fue insultado y amenazado, según consta en el acta), sólo seis miembros de la comisión directiva "celeste" estaban presentes. De acuerdo con Otero, fue una muestra de falta de compromiso de la oposición. Para los "verdes", otro ejemplo del control "político" de los planes de vuelo.

El argumento de los "verdes" es más directo. En las últimas elecciones, donde varios integrantes de la lista Celeste se presentaron con la lista Magenta, la conducción de Frecia fue respaldada por el 80% de los votos. También apuntan contra el manejo de la mutual de los aeronavegantes (AMA), administrada por los "celestes". Según Guillermo Ballestrasse, vocal de la AAA, los trabajadores se atienden en la mutual, pero antes de jubilarse se pasan a la obra social del gremio, para no quedar sujetos al PAMI. "Debemos hacernos cargo de personas que nunca aportaron. Esa es la ética de los «celestes»", apuntó.

Es la misma obra social mencionada a principios de diciembre por el fiscal federal Horacio Comparatore, que investiga la causa de los medicamentos adulterados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.