Denunció Martínez la "pesada" herencia recibida en Defensa

Cuestionó el "destrato"; dijo que por ahora el Ejército no combatirá las drogas
(0)
17 de mayo de 2016  

Julio Martínez, ayer, en Conversaciones en LA NACION
Julio Martínez, ayer, en Conversaciones en LA NACION

La herencia de 12 años de kirchnerismo en el ministerio de Defensa es "terrible" y "muy pesada". Esas palabras fue las que usó el titular de la cartera, Julio Martínez, al describir cómo encontró a las Fuerzas Armadas (FF.AA.) cuando asumió en diciembre último.

En una entrevista con el periodista Joaquín Morales Solá en el ciclo Conversaciones en LA NACION, el funcionario afirmó que el gobierno de Cristina Kirchner "no tuvo respeto" por el área que dirige y denunció abandono en gran parte del sector.

"Pasaron doce años sin que el Presidente vaya al acto de su escuadra escolta de los Granaderos, sin que estrechara la mano de los jefes de las FF.AA., sin que ellos sean parte del protocolo oficial del Gobierno, como en las visitas de otros presidentes", enumeró, al tiempo que indicó que el presidente Mauricio Macri le dará más importancia al Ejército. "Estamos inaugurando una etapa de respeto hacia las FF.AA. El gobierno anterior no tuvo respeto, tuvo destrato y falta de consideración. Esa etapa se terminó. Creemos en el eje del Gobierno de unir a los argentinos y hay que unir a este sector importante de la sociedad", agregó Martínez.

Los problemas que dejó el gobierno anterior, según el funcionario, son palpables en numerosas áreas, como en la casi nula capacidad de la Fuerza Aérea, donde hay pocos aviones en funciones y muchos están "desprogramados", o en las Campaña Antártica, que estaba "desfinanciada" y "atrasada".

Asimismo, Martínez destacó que Defensa tiene deudas multimillonarias. "Tenemos cerca de $ 2000 millones en juicio por los sueldos de los militares, porque se les pagaba la mitad en negro y cuando se retiraban recibían la mitad; hemos recibido $ 120 millones de deuda con YPF; en el Escudo Norte tenemos desplegados 1700 militares a los que se les debía nueve meses de viáticos; la Fábrica Militar de Aviones de Córdoba tiene un déficit de $ 1490 millones, y el déficit de Fabricaciones Militares es de $ 1200 millones", detalló.

Video

Por su parte, ante la pregunta de si el Ejército tendrá injerencia en el combate contra el narcotráfico, Martínez afirmó que por el momento no está en agenda. "Hoy no hace falta. Si al frente llegamos a tener un ejército bancado por el narcotráfico podemos discutir el tema pero hoy no es necesario ni prioritario", sostuvo. De hecho, esa posibilidad estaría lejos, pues en el Gobierno ya califican como un éxito el decreto que habilita el derribo de aviones que ingresan ilegalmente por las fronteras. Según Martínez, la medida redujo "a menos de la mitad" el ingreso de naves.

El ministro también rechazó el desempeño del ex jefe del Ejercito durante el gobierno anterior, César Milani, quien había afirmado que el Ejército adscribía al proyecto que encabezaba la ex Presidenta. "Pusimos en funciones a los nuevos jefes del Estado Mayor del Ejército. Les dijimos que la idea de nuestro gobierno era que las FF.AA. no tenían que estar al servicio de ningún proyecto político, ni de ningún gobierno. Tenían que estar a favor del Estado y de la democracia", explicó. Y sentenció: "Esa línea política desapareció. No está esa idea ni hay lealtad a la ex Presidenta por parte de las FF.AA., que sufrieron mucho durante el kirchnerismo".

"Malvinas es un tema de Estado"

  • El ministro de Defensa, Julio Martínez, afirmó ayer que el reclamo por la soberanía de las islas Malvinas seguirá siendo una "cuestión de Estado" que debe ser "inquebrantable" e "irrenunciable".
  • Sin embargo, el funcionario también destacó que la Argentina no evitará trabajar en conjunto con el Reino Unido. "[El reclamo] no quita que en otra agenda los gobiernos puedan tener otro tipo de relación", señaló.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.