Desafectaron a los policías bonaerenses que custodiaban la casa de Vidal en Castelar