Desde ambos lados niegan el encuentro