Desde Lula hasta Batlle, pero sin Castro

(0)
12 de mayo de 2003  

Aunque ya no le aportaría réditos electorales, Néstor Kirchner se ilusiona con sumar a la galería fotográfica que inauguró con los presidentes de Brasil y Chile un retrato con Fidel Castro el próximo domingo, día en el que imagina su asunción presidencial.

En la embajada de Cuba en Buenos Aires confirmaron a LA NACION que habían recibido la invitación oficial para el acto de transmisión de mando, pero dijeron que aún no sabían cómo estaría integrada su delegación.

En realidad, la organización de la ceremonia y la lista de invitados está a cargo de la actual administración. El canciller, Carlos Ruckauf, es uno de los principales detractores de Castro. De hecho, fue el principal impulsor para que la Argentina condenara la situación de los derechos humanos en la isla, durante la última reunión de la comisión respectiva de la ONU.

En la frustración del ministro tuvo mucho que ver Kirchner. Varias fuentes oficiales aseguran que fueron el candidato presidencial y Raúl Alfonsín quienes lograron convencer a Eduardo Duhalde para cambiar la postura argentina de los últimos once años y optar por la abstención.

La embajada de los Estados Unidos y la de Gran Bretaña tampoco han informado oficialmente quiénes serán sus enviados al acto de recambio presidencial. Hasta anteayer, a última hora, habían confirmado su presencia los siguientes jefes de Estado: Luiz Inacio Lula da Silva (Brasil), Ricardo Lagos (Chile), Jorge Batlle (Uruguay), Gonzalo Sánchez de Lozada (Bolivia), Alejandro Toledo (Perú), Mireya Moscoso (Panamá), Hugo Chávez (Venezuela), Alfonso Portillo (Guatemala) y Francisco Flores (El Salvador).

Los mandatarios extranjeros llegarán, en su mayoría, desde Perú. En Cuzco, el viernes y sábado próximos sesionará el Grupo Río, que reúne a los países latinoamericanos (el Presidente será representado por Ruckauf).

Esa reunión y los festejos locales por el 25 de Mayo -Duhalde pidió que el Tedéum se hiciera en la basílica de Luján y no en la Catedral Metropolitana, como siempre- habrían influido para cambiar la tradicional Asamblea Legislativa matutina (será a las 14). La jura en la Casa Rosada está prevista para las 17 y hay dos almuerzos en preparación: el oficial, en el Palacio San Martín, y uno "tentativo", en la Casa de Gobierno.

El príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, será el máximo representante español. También llegarán a Buenos Aires el vicepresidente de Nicaragua, José Rizo Castellón, y varios ministros de Relaciones Exteriores; entre otros, el de Israel y el de Portugal).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.