Desde Olivos, Cristina destacó la mención del G-20 sobre deudas

Usó Facebook y Twitter para críticar duramente al juez Griesa y elogiar la participación argentina en la cumbre de Australia; hoy cumple 10 días de reposo
Mariana Verón
(0)
18 de noviembre de 2014  

Florencio Randazzo abrió el juego. "Cristina está bárbara y ya está por salir a las pistas esta semana", lanzó el ministro del Interior después de las dos semanas en las que la Presidenta pasó su cuadro de diverticulitis entre el sanatorio Otamendi y la quinta de Olivos, bajo el más estricto hermetismo.

Pero el retorno, al menos por estos días, será lento y en esta semana, cuando mañana se cumplan los diez días de reposo que le recomendaron los médicos, la agenda oficial seguirá a cargo del gabinete nacional.

Hasta ayer no estaba prevista ninguna actividad pública para la Presidenta , que de todas maneras retomó la gestión diaria desde la residencia de Olivos con reuniones que compartió, en privado, con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof.

El sorpresivo encuentro fue informado oficialmente y obligó al ministro coordinador a cancelar su participación en el acto con el que el peronismo celebró el Día de la Militancia en Mendoza.

Recién llegado de Australia, Kicillof puso al día a la Presidenta de su participación en la cumbre del G-20. De hecho, anoche, Cristina dejó una serie de tuits y un largo mensaje en Facebook donde destacó el hecho histórico de que por primera vez ese grupo de países incluyera el debate por la deuda.

"El caso de la Argentina ha servido ya efectivamente para cambiar la historia de las emisiones de deudas soberanas", resaltó, y volvió a criticar al juez de Nueva York Thomas Griesa. Allí repitió las palabras que había expresado Kicillof al finalizar la cumbre. "Hoy hay aproximadamente un trillón de dólares de deuda en denominación norteamericana de bonos emitidos con esta misma cláusula pari passu , tan arbitrariamente interpretada por el juez Griesa", agregó. Y sostuvo que la interpretación de esa cláusula había sido "interesada" por parte del magistrado.

Sobre el final de su carta, que publicó completa en su cuenta de Facebook, volvió a criticar a los Estados Unidos y apuntó contra Barack Obama, aunque no lo nombró. Lo hizo mientras destacaba que el G-20 había tomado como temas de trabajo consignas que el Gobierno había planteado en los debates anteriores. "Parece mentira, son las mismas políticas que Argentina viene planteando desde la primera cumbre allá en noviembre de 2008 en Washington. La presidió George Bush. Qué poco ha cambiado el mundo. Una verdadera pena", deslizó.

En Balcarce 50 se preparaban ayer para un retorno presidencial con baja actividad. Los dos únicos actos que están en agenda para esta semana estarán a cargo de Capitanich. Uno será mañana en el Salón Mujeres de la Casa Rosada y el otro el jueves, en la celebración oficial por el Día de la Soberanía en la Vuelta de Obligado.

Hasta ayer, lo que sí quedó en pie fueron los próximos viajes presidenciales. Cristina tiene previsto estar casi una semana fuera del país en los primeros días de diciembre. El 4 partirá a Quito, Ecuador, para la inauguración al otro día de la sede de la Unasur que llevará el nombre de Néstor Kirchner, que fue secretario general de ese bloque de países de la región. Será una escala corta, pero seguramente se verá con el presidente Rafael Correa, antes de seguir viaje a Guadalajara, en México, para participar de la Feria del Libro, donde la Argentina será el país invitado de honor.

Ya en suelo mexicano, la Presidenta volará desde allí a Veracruz para participar de la cumbre iberoamericana que se hará entre el 8 y el 9 y mantendrá, además, una reunión con el mandatario anfitrión, Enrique Peña Nieto, hombre clave en lo que fue la negociación por el pago a Repsol por la estatización de YPF.

Se espera que el 10 esté ya de regreso en el país para otra fecha emblemática para el kirchnerismo, que prepara, como todos los años, un festival en Plaza de Mayo. De concretarse, el acto será la primera demostración de fortaleza política del oficialismo unido después de los actos que las distintas agrupaciones hicieron en los últimos meses y que tuvieron su punto más alto con la movilización de La Cámpora y la aparición de Máximo Kirchner en Argentinos Juniors.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.