Desdoblamiento cambiario, en la mira