Designarán hoy al nuevo presidente

El PJ postergó para las 11 la Asamblea Legislativa que nombraría a Rodríguez Saá como sucesor interino de De la Rúa
(0)
23 de diciembre de 2001  

La Asamblea Legislativa postergó hasta este mediodía la designación del nuevo presidente de la Nación, el gobernador de San Luis Adolfo Rodríguez Saá (PJ), debido a las profundas diferencias que separaban anoche a los principales bloques parlamentarios para definir la sucesión presidencial.

La cuestión central en discusión era si la gestión de Rodríguez Saá debe prolongarse hasta el final del mandato que le correspondía al renunciante Fernando de la Rúa (el 10 de diciembre de 2003) o bien si conviene convocar a elecciones generales el 3 de marzo próximo sustentado en un sistema de lemas, tal como pretende buena parte del justicialismo.

Pero el debate adquirió gran agitación cuando el PJ anticipó, al promediar la tarde, que ejercería su mayoría parlamentaria en la Asamblea Legislativa para imponer su criterio por medio de una resolución, a ser discutida posteriormente en cada cámara.

La gran mayoría del arco opositor rechazó en forma terminante esta ofensiva; sus distintos referentes advertían anoche que no sólo se violentaría la Constitución nacional si se avanzaba en esta posición, sino que el sucesor de Rodríguez Saá no gozaría de toda la legitimidad que otorga el voto popular si finalmente rige el sistema de lemas.

El justicialismo quedó, así, en soledad con su propuesta, ante el explícito rechazo de la Alianza, ARI, los partidos provinciales y demás fuerzas de la oposición (salvo Acción por la República). La incógnita era, anoche, si el PJ finalmente insistirá hoy en imponer la resolución en el recinto.

Los momentos previos a la asamblea estuvieron signados por la confusión, el nerviosismo y las negociaciones interminables entre el flamante oficialismo encarnado por el PJ y la oposición. Mientras, las tres bandejas que rodeaban el recinto de la Cámara de Diputados se colmaban en su mayoría por simpatizantes puntanos con pancartas, banderas y cánticos para celebrar una designación que, al final, no ocurrió.

"Proceso de salvamento"

El titular de la bancada de senadores del PJ, José Luis Gioja (San Juan) inauguró la serie de discursos que se prolongaba al cierre de esta edición.

"Nuestra querida República ha vivido una de las horas más dramáticas de su historia, con una crisis casi terminal y un episodio dramático que dejó varios muertos -arrancó-. El PJ quiere conducir esta nueva etapa y, en este proceso de salvamento, necesitamos herramientas: el apoyo para la designación de Rodríguez Saá y la convocatoria a elecciones el 3 de marzo".

El jefe del bloque de senadores de la UCR, Carlos Maestro (Chubut), marcó la postura de rechazo.

"El PJ dice que requiere de herramientas. Creemos que la que propone no es la correcta. La gente que salió con sus cacerolas a la calle no pidió elecciones, pidió soluciones para sus problemas y un cambio de políticas", enfatizó. Luego, advirtió: "El nuevo gobierno sólo tendrá sustento si hace las cosas bien. Sería desafortunado que a todos los problemas que ya sufre el pueblo se le agregue el de una campaña electoral. Debemos sacar el país adelante; la UCR está dispuesta a colaborar en ello".

Los abucheos desde los palcos interrumpían estas palabras de Maestro. Pero las mayores protestas recayeron en la siguiente oradora, Luz Sapag (Movimiento Popular Neuquino), que criticó el sistema elegido por el PJ.

"Con este régimen, las provincias más chicas quedarán sin posibilidades de competir. Tengo miedo de que se concentre un poder vertical, un poder centralizado, que nos depare horas más difíciles", señaló Sapag.

La diputada Elisa Carrió (ARI-Chaco) dio un fuerte discurso en el que reclamó "responsabilidad" al justicialismo. "El pueblo comenzó a parir una nueva República y exige cambios en sus instituciones. En esa parición, que es dolorosa, estamos todos (los representantes políticos) que, aunque deslegitimados, tenemos la última oportunidad y optar entre escuchar la voz del pueblo o sustentar este régimen de saqueo".

El senador radical y ex presidente de la Nación Raúl Alfonsín (Buenos Aires), en alusión al discurso de Carrió, dijo que los legisladores no están deslegitimados, pero sí "desacreditados".

En un discurso en el que recordó los momentos previos a su alejamiento del poder en 1989 al sostener: "Yo también abandoné prematuramente la presidencia por un default. Inmediatamente, criticó la iniciativa del PJ de convocar a elecciones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.