Después de los acuartelamientos se avecinan protestas de estatales