Después de Massa, Scioli pone un pie en Tucumán

Compartió con Alperovich un acto del PJ local; negó que haya un fin de ciclo y aludió a la elección en Brasil
Fabián López
(0)
28 de octubre de 2014  

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- El gobernador bonaerense y precandidato a presidente del Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli, negó ayer la teoría del fin de ciclo kirchnerista y aseguró que en la Argentina se impondrá el actual "modelo", tal como sucedió en los recientes comicios realizados en Bolivia, Brasil y Uruguay.

Scioli visitó la fábrica de la multinacional Arcor y una planta de packaging de arándanos en la localidad de Lules, ubicada 20 kilómetros al sur de la capital provincial. Allí, dijo que la industria alimentaria es "un sector estratégico, corazón de las economías regionales, donde están las mayores posibilidades del país de cara al futuro".

Scioli, quien estuvo acompañado por el gobernador José Alperovich y su esposa, la senadora Beatriz Rojkés, cerró su visita a Tucumán con un multitudinario acto, al que concurrieron militantes que fueron movilizados en decenas de ómnibus y combis desde distintos puntos de la provincia. En el escenario, los únicos oradores fueron el intendente luleño, César Dip; Rojkés, en su carácter de presidenta del PJ local, y Scioli. Alperovich solamente posó para la foto, en un tibio gesto de apoyo a la precandidatura del gobernador bonaerense, ya que en su entorno dicen que no dará por cerrada ninguna puerta hasta 2015.

En contacto con la prensa, Scioli salió al cruce de los sectores que hablan de un fin de ciclo kirchnerista en 2015 y sostuvo que "lo mejor está por venir, dentro de esta política y este proyecto". Inmediatamente ejemplificó la idea con los casos latinoamericanos: "Miren cómo les fue en Brasil y en Uruguay a los que venían diciendo que habrá cambios y vean lo que pasó en Bolivia. La gente tiene muy claro que se está haciendo un esfuerzo muy grande para salir adelante. Ahora la premisa es construir un futuro mejor, de eso se trata. Pasó en Brasil, pasó en Uruguay, pasó en Bolivia y aquí también volverá a pasar. Ahora viene la fase del desarrollo", resaltó.

La visita de Scioli fue impulsada por el alperovichismo para medir fuerzas con los sectores que responden al radical José Cano y al candidato a presidente del Frente Renovador, Sergio Massa, quienes seis días antes habían sellado en Tucumán su pacto electoral con una foto, también en una fábrica, aunque, en este caso, de pastas.

Scioli elogió la gestión local y aseguró que en 2015 apoyará a la fórmula que promueva el alperovichismo. "Tucumán es José Alperovich, junto con Beatriz Rojkés y Juan Manzur, porque hay una obra extraordinaria que están haciendo con políticas sociales que permitieron cuidar la vida y bajar la mortalidad infantil. Ésta es una provincia más saludable e inclusiva", enfatizó.

El gobernador de Buenos Aires opinó que es necesario "escuchar a los distintos sectores para dar un salto cualitativo de cara al futuro en competitividad, infraestructura, logística y transporte".

Por otro lado, Scioli recordó al ex presidente Néstor Kirchner a cuatro años de su muerte como "un buen peronista, que se nutría de la diversidad para encarar las grandes transformaciones".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.