Coronavirus: destinan $3700 millones para Salud

Son partidas extraordinarias y un préstamo del Banco Mundial; más presupuesto para el Malbrán
Son partidas extraordinarias y un préstamo del Banco Mundial; más presupuesto para el Malbrán Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Iván Ruiz
(0)
29 de marzo de 2020  

Desde los respiradores artificiales hasta otros insumos secundarios para luchar contra el coronavirus que incluyen desde el combustible para las ambulancias hasta las horas extras de personal no médico. El número inicial que calcula el Gobierno para equipar hospitales con equipos, dispositivos e insumos es de $3700 millones, informaron fuentes oficiales a LA NACION.

La Casa Rosada se movió en los últimos días para abastecer de presupuesto al Ministerio de Salud. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, facultó al ministro Ginés González García para manejar partidas especiales destinadas a la compra de todo tipo de insumos médicos y otros gastos que conlleve el combate contra el coronavirus.

El resultado es una caja de $3700 millones que ya está en manos del ministro de Salud para salir al mercado, informaron desde Jefatura de Gabinete. Esos fondos se componen, por un lado, con una redistribución de presupuesto del Estado Nacional, que habilitó $1700 millones solo para este objetivo. A ese número se le suman unos $2000 millones que prestó el Banco Mundial ante esta situación de crisis sanitaria.

Aunque estas modificaciones de presupuesto componen solo un número inicial que, si la pandemia se extiende en la Argentina, podría ser superado fácilmente en las próximas semanas, reconocieron las fuentes oficiales.

Todo dependerá -agregaron- de cómo se administre el pico máximo de contagios, lo que podría desencadenar compras mucho más masivas de distintos elementos. Pero el Gobierno comunicó el viernes que el pico de contagios se retrasó después de la implementación de la cuarentena.

El coronavirus ha revolucionado en las últimas semanas el mercado internacional de dispositivos e insumos médicos. De hecho, Alberto Fernández plantó ayer ante el G-20 la intención de "socializar" estos elementos para luchar contra el coronavirus para que ningún país se quede sin material básico para equipar sus hospitales.

Sin embargo, el presupuesto anunciado por la Argentina, cercano a los US$60 millones, parece bastante alejado al de otras potencias, como España, que sólo en los últimos días hizo una compra por unos US$450 millones.

¿Cuál es el principal gasto de la Argentina? Los respiradores artificiales. Mientras sale a buscar estos dispositivos de alta complejidad en China, el Gobierno confía en abastecerse con la producción de la fábrica cordobesa llamada Tecme (ver aparte).

El Estado le ordenó a esta empresa cordobesa que deje de exportar sus respiradores para abastecer el mercado interno: la firma duplicó su producción y entregará unos 200 respiradores artificiales por semana a partir de abril.

Más para el Malbrán

El Estado le pagará por cada uno de estos dispositivos médicos (que cuentan con menor complejidad que los importados) unos $800.000, informaron desde la Casa Rosada. Es decir, según las proyecciones del Gobierno, el Estado debería desembolsar sólo en un mes más de $1000 millones para la compra de respiradores artificiales, lo que incluye la producción local y también las importaciones que se puedan conseguir en un competitivo mercado internacional.

La ampliación presupuestaria incluye también un refuerzo para el Instituto Malbrán, uno de los lugares clave para luchar contra el coronavirus, porque allí se procesan -entre otras cosas- las pruebas que confirman los casos de contagio.

El organismo recibió ayer una nueva ampliación presupuestaria por parte del Gobierno. La Casa Rosada giró $1500 millones más para la compra de equipos e insumos, informaron fuentes oficiales.

El presupuesto para el Instituto Malbrán en este 2020, entonces, será de casi $3000 millones, un 150% más que el año pasado, informaron fuentes oficiales.

Por: Iván Ruiz
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.