Detectan más de US$41 millones de empresarios en el exterior

La Justicia sospecha que esos fondos podrían ser productos de la corrupción y pidió congelarlos para poder recuperarlos
La Justicia sospecha que esos fondos podrían ser productos de la corrupción y pidió congelarlos para poder recuperarlos Fuente: Archivo
Iván Ruiz
Candela Ini
(0)
13 de abril de 2019  

Un grupo de empresarios que confesaron haber pagado sobornos durante el kirchnerismo para quedarse con contratos de obra pública acumularon más de US$41 millones en cuentas bancarias en el exterior, informaron fuentes judiciales a LA NACION. Ese número incluso podría ascender, ya que no incluye decenas de cuentas sospechadas de canalizar dinero ilícito, cuyo saldo por ahora se desconoce.

Los datos, que forman parte del expediente que instruye el juez Claudio Bonadio , incluyen activos de los empresarios Carlos Wagner (Esuco), Juan Carlos de Goycoechea (Isolux), Jorge Neira (Electroingeniería), Claudio Glazman (Sociedad Latinoamericana de Inversiones), Enrique Pescarmona (Impsa), Aldo Roggio (Roggio Hermanos) y Héctor Zabaleta (Techint).

La Unidad de Información Financiera (UIF), que presentó anteayer los datos dentro del expediente conocido como los cuadernos de las coimas , sostiene que los empresarios se enriquecieron con los sobreprecios en los contratos públicos en connivencia con los exfuncionarios sobornados.

De Goycoechea, ejecutivo del grupo español Isolux, fue el primer empresario arrepentido en los cuadernos. Era titular de cuentas bancarias en Suiza y Liechtenstein por US$14 millones, según indicaron fuentes judiciales. De Goycoechea y un familiar aparecen como los titulares de esas cuentas y otra figura a nombre de una sociedad offshore con sede en las Islas Vírgenes Británicas. "Mi patrimonio es de origen lícito, vinculado a más de 30 años de labor profesional, y se encuentra íntegramente declarado ante la AFIP (incluyendo las cuentas en el exterior), habiendo pagado todos los impuestos correspondientes", respondió De Goycoechea ante la consulta.

Otro empresario con fondos en el exterior es Wagner, que está procesado como uno de los organizadores de la asociación ilícita que lideraba Cristina Kirchner. El empresario era el encargado de digitar las obras públicas entre las firmas más cercanas al kirchnerismo.

Wagner y su entorno fueron clientes de 11 bancos extranjeros con activos totales por US$21 millones, indicaron fuentes judiciales. La mayoría de las cuentas aparecen en bancos suizos a nombre de fideicomisos (cuyo beneficiario final es Wagner) radicados en paraísos fiscales. Pero también se detectaron activos en Estados Unidos y Panamá, que la UIF reportó en la Justicia.

"Todas las cuentas bancarias locales y extranjeras están expuestas en la declaración impositiva respectiva y se encuentran sin operar por orden del juez Bonadio", informaron desde el entorno de Wagner. La UIF reforzó anteayer el pedido para que todas estas cuentas también sean congeladas por la Justicia.

El único dinero vinculado a las actividades ilícitas de los cuadernos de las coimas que había sido detectado hasta ahora eran fondos vinculados a Daniel Muñoz, el exsecretario privado de los Kirchner. Si finalmente se comprueba que los empresarios se quedaron con dinero ilícito, el número total de dinero recuperado podría superar los US$100 millones.

La Justicia todavía no determinó si esos fondos en el exterior de los empresarios habían sido blanqueados en el último sinceramiento de capitales o si ya habían sido declarados por los empresarios ante la AFIP.

Más empresarios

Neira, directivo de Electroingeniería, una de las firmas más beneficiadas durante el kirchnerismo, es otro de los empresarios con bienes en el exterior. Encontraron cuentas en Suiza, Luxemburgo y Panamá (sin detallar el saldo), todas a nombre de una sociedad vinculada a su familia, indicaron fuentes judiciales.

Ante la consulta de LA NACION, Neira aclaró que tenía una cuenta en el exterior declarada, que es de carácter personal para "administrar" actividad empresarial que no estaba vinculada a Electroingeniería. La Justicia tiene datos sobre tres cuentas, todas a nombre de una sociedad que lo tiene como beneficiario final.

Bonadio también recibió información sobre la presencia de activos en el exterior vinculados al empresario Pescarmona: una cuenta en Suiza atada a una sociedad registrada en jurisdicción británica. Cerca del ejecutivo aclararon que sus bienes fueron declarados.

Entre los señalados también aparece Héctor Zavaleta, exdirectivo de Techint que confesó haber hecho pagos a funcionarios kirchneristas. Las autoridades registraron actividad financiera del ejecutivo en Suiza. Cerca de él aclararon que sus activos fueron declarados, tal como ya explicó ante la Justicia.

Roggio, empresario del transporte, fue vinculado a sociedades en Uruguay, aunque sin detalle sobre posibles cuentas bancarias. Desde la firma replicaron: "El grupo [Roggio] ha hecho obras en Uruguay. Tiene actualmente actividad con una de las empresas".

Por último, el informe involucra a Glazman, un empresario del sector inmobiliario que confesó haber pagado sobornos para quedarse con terrenos del Estado que finalmente -sostiene- nunca le entregaron. Detectaron bienes por US$5,7 millones en cuentas en Suiza, Estados Unidos y el Principado de Mónaco, tanto a nombre de él como de una firma offshore, indicaron fuentes judiciales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.