Detienen a Astiz a pedido de la justicia de Suecia

(0)
28 de diciembre de 2001  

Alfredo Astiz está otra vez preso por su actuación durante la última dictadura.

A pedido de la justicia sueca, el juez federal Sergio Torres ordenó ayer el arresto provisional del capitán de fragata por la desaparición de Dagmar Hagelin, ocurrida en 1977.

Fuentes judiciales confirmaron a LA NACION que el magistrado recibió el pedido de extradición de Astiz vía Interpol y le ordenó a la Armada que localizara y detuviera al militar, lo que ocurrió en Mar del Plata.

Torres tomará hoy a Astiz una declaración de identificación en el cuarto piso de Comodoro Py 2002 y luego dispondrá el traslado del detenido a una unidad militar, indicó una alta fuente judicial.

Suecia tiene un plazo de 40 días para formalizar el pedido de extradición de uno de los más notorios oficiales de la Armada por su actuación en la lucha antisubversiva y por el papel que cumplió en la Guerra de Malvinas.

Astiz ya estuvo preso este año a pedido de un tribunal extranjero: el 2 de junio último se presentó en el juzgado federal N°1, a cargo de María Servini de Cubría, que tramitaba un pedido de extradición de la Justicia de Italia para juzgarlo por la desaparición de tres ciudadanos de ese país. Permaneció detenido un mes y medio hasta que el gobierno de Fernando de la Rúa se negó a extraditarlo.

Francia, que condenó en ausencia al marino por el secuestro y la tortura de las monjas Alice Dumon y Leonie Duquet, también pidió el año actual su extradición, aunque no formalizó el pedido.

Consultado anoche por LA NACION sobre la actitud que tomará el Gobierno frente a la nueva solicitud para juzgar a Astiz, el secretario de Justicia y Asuntos Legislativos, Alberto Zuppi, dijo que impulsará "una corrección de la postura invasiva al Poder Judicial que hasta ahora tuvo el Poder Ejecutivo en esta materia".

Se refirió así al decreto que firmó tres días antes de renunciar De la Rúa y que prohíbe las extradiciones de militares o civiles acusados de violaciones a los derechos humanos en la Argentina. La misma postura tuvo, en los hechos, el gobierno de Carlos Menem, que siempre defendió el principio de territorialidad.

Zuppi es un especialista en derecho internacional que defiende el principio de justicia universal e interpreta que la reforma de 1994 incorporó a la Constitución argentina la extraterritorialidad. Según él, se debe juzgar en el país o extraditar a los represores.

El canciller José María Vernet, en cambio, es más cauto frente a las detenciones de militares. Para saldar las diferencias y unificar una postura oficial, el Gobierno conformó ayer una comisión con especialistas de Justicia y Cancillería, informó Zuppi.

Hagelin, nieta de suecos, fue secuestrada en El Palomar, el 27 de enero de 1977, cuando fue a visitar a una amiga. Según testigos y declaraciones de sobrevivientes del centro clandestino de detención de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), Astiz comandó el grupo que capturó a la joven desaparecida. El padre, Ragnar Hagelin, asegura que su hija fue baleada por la espalda por Astiz y luego llevada en el baúl de un taxi hasta la ESMA.

Desde que retornó la democracia a la Argentina, en 1983, el gobierno de Suecia reclama el esclarecimiento del caso Hagelin.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.