Detuvieron a un exintendente de Lincoln acusado de asociación ilícita

También lo investigan por fraude a la administración pública
También lo investigan por fraude a la administración pública Crédito: Captura de video
Gabriel Di Nicola
(0)
24 de enero de 2018  

Jorge Fernández (Frente para la Victoria) fue durante 12 años intendente de la Municipalidad de Lincoln. Terminó su mandado el 10 de diciembre de 2015. Dos años, un mes y 14 días después de haber dejado su cargo fue detenido por detectives de la policía bonaerense acusado de integrar una asociación ilícita y fraude a la administración pública.

Fernández no fue el único detenido. Por orden de la jueza de Garantías de Junín Marisa Muñoz Saggese fueron apresados la exempleada Silvia Mazaitis y los exfuncionarios Walter Fernández y Mario Ruiz. Otro imputado, el extesorero Marcelo Porto, fue detenido anoche.

Según fuentes judiciales, el modus operandi de la supuesta asociación ilícita consistía en inventar proveedores y falsificar facturas por servicios nunca contratados por el municipio.

Después, parte de la organización se encargaba de cobrar los cheques.

La causa, investigada por el fiscal de Junín Javier Ochoaizpuro, comenzó después de que el actual intendente de Lincoln, Salvador Serenal (Cambiemos); parte de su gabinete y concejales del oficialismo presentaran, en septiembre de 2016, una denuncia por las irregularidades que fueron descubiertas por una auditoría que hicieron contadores y abogados que trabajaron ad honorem.

“Esto recién empieza. Estas detenciones son el fruto de la denuncia que hicimos. El daño al erario público es millonario”, afirmó a LA NACION Serenal.

Calificadas fuentes judiciales sostuvieron que hay probados 39 hechos de corrupción, pero se investigan otros 41.

“Por ejemplo, una de las facturas había sido emitida para pagar una compra de ladrillos, pero el CUIT del proveedor correspondía a una fábrica de chocolates”, afirmó un calificado investigador.

La misma fuente contó que otros de los supuestos servicios pagados era el trabajo de un electricista que, casualmente, había sido contratado también por ese investigador para hacer unos arreglos en su casa. “Cuando le pregunté si había hecho esos trabajos, me aseguró que nunca había estado en la Municipalidad de Lincoln”, recordó el vocero consultado.

Una de las hipótesis de los investigadores judiciales es que los sospechosos buscaban en páginas de Internet números y datos de CUIT pertenecientes a distintas empresas para luego utilizar esa información en la confección de las facturas.

Serenal sostuvo que en Lincoln era un secreto a voces los hechos de corrupción protagonizados por el exintendente Fernández y parte de su gabinete. “Sostuvimos de que si en algún momento llegábamos a la municipalidad íbamos a investigar, y así lo hicimos”, agregó el jefe comunal.

Fernández ganó su primera elección en diciembre de 2003. Fue reelecto dos veces, en 2007 y 2011. Según explicaron fuentes judiciales, los presuntos hechos de corrupción investigados comenzaron en 2011.

Si bien oficialmente en la causa no quedó asentado a cuánto ascendía el fraude al erario público, extraoficialmente se calcula que la suma del fraude podría ascender a 1.000.000 de dólares.

Durante la última campaña electoral, la actual senadora Cristina Kirchner visitó un tambo de la familia del exintendente Fernández para un spot de propaganda.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.