Diego Bossio: "Scioli tomó la decisión de ir a un lugar donde yo no hubiera ido"

De buen vínculo con el gobernador bonaerense, el titular de la Anses cuestionó, sin embargo, su presencia en el stand de Clarín
Darío Palavecino
(0)
9 de enero de 2015  

MAR DEL PLATA.- Lo saluda y felicita un matrimonio de su Tandil natal. También una señora que lo abraza y le plantea problemas con sus aportes previsionales. Y un muchacho de Esperanza, Santa Fe, que empieza a construir su casa con un préstamo de Procrear. "Candidatéate a gobernador, afanás", alienta a Diego Bossio , el titular de la Anses que entre jubilaciones y créditos hipotecarios construye de a poco su sueño de gobernar a los bonaerenses.

Ya supo del aval público de Sergio Berni, el secretario de Seguridad, que se menciona también como precandidato en la provincia. Y del propio dueño de casa, Daniel Scioli, que esta semana dijo de él que "tiene muy buenas condiciones para ser gobernador". Mientras inaugura un parador de la Anses en la zona de Punta Iglesia, Bossio sostiene que es tiempo de gestión y no de candidaturas. "Unos hablan, otros cuentan cuántos días faltan [para las elecciones] y nosotros contamos créditos, casas y jubilaciones", dijo a LA NACION.

- ¿Cómo sale este cara a cara con la gente?

-La devolución es mucho más buena que mala. Las privatizaciones no fueron gratuitas. Ni la privatización de la jubilación. Hemos logrado incorporar a millones al sistema. Desde 2003 destinábamos cuatro puntos del PBI a jubilaciones. Hoy son ocho puntos. Falta, pero rescatemos lo bueno. Y con el Procrear recuperamos otra herramienta.

- En términos políticos, ¿créditos hipotecarios para jóvenes y jubilación segura para los mayores multiplican votos?

-No hago esa lectura. A la vivienda había que encontrarle solución y la opción inicial es el Procrear. El Hipotecario en 125 años dio un millón de créditos. Nosotros en poco más de dos años dimos 200.000. Rescata la tradición de trabajo y vivienda. Y donde había una jubilación, ahora hay dos porque accede el que le faltaban aportes.

Al paso le están pidiendo que se presente para gobernador. ¿Tienta? ¿Desvela?

-Falta mucho. Para mí, sería un gran honor ser gobernador de la provincia de Buenos Aires, pero también una gran responsabilidad por magnitud, historia y capacidad de la provincia. Esa responsabilidad se tomará en el momento que corresponda. Hoy es en donde uno está.

El propio Scioli dijo que tiene condiciones para ser gobernador ...

-Tengo muy buena relación política y personal con el gobernador. Soy un tipo inquieto y obsesivo, de estudiar los temas con profundidad. Agradezco la consideración política.

Sergio Berni también lo alabó.

Con él también tenemos muy buena relación. Es alguien de consulta en lo político como en la seguridad. Entiende del tema. Conoce y forma parte de un equipo de trabajo que pretendemos profundizar.

-¿Cómo ve la provincia que dejará Scioli?

-Ordenada, pero con problemas que se van a tener que resolver. Hay una demanda muy grande en materia de seguridad y eso responde a varias cuestiones. Cuestiones sociales que hay que atender. Creo que hay mucho por hacer. Se hizo mucho bueno y sobre esa base hay que apostar. Soy apasionado por la gestión. Ya vendrá el tiempo electoral. Este año vamos a tener elecciones hasta por las orejas.

- Le pegaron fuerte a Scioli por haber ido a un stand del Grupo Clarín. ¿Su opinión?

-Yo no hubiese ido. Tengo una gran relación con él, forma parte del Frente para la Victoria, de nuestro espacio, y tomó la decisión de ir a un lugar al que no voy ni hubiese ido.

- ¿Es condenable?

-Yo veo importante saber que este proceso político ha dado batallas muy fuertes a favor de la inclusión y contra los privilegios. Por eso hay que ser prudente cómo se vincula con esos actores. No significa demonizar a nadie. Simplemente ser criteriosos. Yo no hubiese ido a ese lugar y le diría en privado lo que digo en público.

Habló de la "borocotización" de Martín Insaurralde.

-Cada uno sabe lo que hace. La política requiere dirigentes coherentes, criteriosos y responsables. Que tengan una línea. Fue nuestro primer diputado nacional, defendió las banderas de un proyecto y entendemos que en honor al respeto y la prudencia es importante mantener una coherencia. Cuando uno vive de la política del amague, que soy de acá o soy de allá, no es bueno para la dirigencia. Con la autoridad moral de haberlo apoyado en la campaña, digo que las incoherencias no son buenas para ningún espacio político.

- ¿Hay coincidencias en los casos de Scioli e Insaurralde en cuanto a no alinearse a un rumbo común del kirchnerismo?

-No. Son cosas distintas. Scioli forma parte del Frente para la Victoria y de la conducción de la presidenta de la Nación. Acompaña. Ha tenido expresiones políticas y es lo que he visto en el accionar político de los últimos meses.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.