Diferencias en la CGT frente a la posibilidad de ir a un paro

Coinciden en que la situación social es "preocupante", pero no en si conviene una huelga en el corto plazo
Lucrecia Bullrich
(0)
22 de julio de 2016  

Hugo Moyano ayer, junto a Abel Frutos, al entrar a la reunión sindical
Hugo Moyano ayer, junto a Abel Frutos, al entrar a la reunión sindical Fuente: DyN - Crédito: Pablo Molina

Mientras recorren el camino formal hacia la reunificación, las tres CGT ya discuten cómo será el día después: cómo se pararán frente al Gobierno y, sobre todo, si convocarán o no un paro nacional contra Mauricio Macri . Y cuándo.

Los jefes y principales referentes de las vertientes de la CGT se debaten entre salir a la calle cuanto antes, empujados por la situación social, que ayer describieron como "grave" o esperar, darle tiempo al Gobierno para que emita señales de reacción y que la economía empiece a mostrar signos de recuperación.

"Me parece un poco apresurado", evaluó Héctor Daer sobre la posibilidad de impulsar una huelga en el corto plazo. El dirigente de Sanidad añadió que "hasta el momento los dirigentes gremiales han actuado con sabiduría y prudencia", aunque advirtió: "Pero los trabajadores realmente lo están pasando muy mal".

Daer es el candidato de la CGT oficial, al mando de Antonio Caló , para integrar el triunvirato, que ayer se consolidó como la forma que adoptará la nueva conducción, aunque todavía sin confirmación. Hugo Moyano impulsa a Juan Carlos Schmid, jefe de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT) y líder del gremio de dragado y balizamiento. Barrionuevo, que faltó a la reunión de ayer por estar de viaje, apadrina a Carlos Acuña (estaciones de servicio).

Desde el moyanismo, el panadero Abel Frutos se mostró más tajante. "La crisis es profunda. En la medida en que el Gobierno no presente alternativas, y al paso que vamos no nos va a quedar otra posibilidad, vamos a profundizar la lucha", dijo a LA NACION. Matizó con que la primera opción no sería ir al paro, sino "profundizar la lucha". ¿Traducción? Repetir una demostración de fuerza como la marcha del 29 de abril en otro escenario (aquélla fue al Monumento al Trabajo), como la Plaza de Mayo.

También Sergio Sassia, líder de la Unión Ferroviaria, se mostró dispuesto a impulsar una huelga. "No descartamos un paro general. Sabemos que una medida de fuerza es una señal fuerte pero queremos tener una agenda para el día después [de la reunificación]", advirtió.

El ferroviario está hoy cerca del jefe de los taxistas, Omar Viviani, que reclama un cuarto lugar para su sector en la nueva conducción de la CGT y lo postula a él para ocuparlo.

Otro que rechaza el triunvirato es Gerónimo Venegas, el sindicalista más cercano a Macri. Prefiere un secretario general único. "En el triunvirato no hay unidad porque cada uno representa un sector y eso sería seguir como estamos ahora", discrepó.

Además, fiel a su alineamiento con la Casa Rosada, Venegas rechazó de plano que un paro esté en el horizonte. Por el contrario, se deshizo en elogios al Gobierno: "Solamente llevamos siete meses de este nuevo gobierno. No podemos pedirle tan rápido un cambio a este gobierno, cuando hemos soportado 12 años de corrupción", concedió.

Lo que está claro para todos es que ninguna medida de fuerza, más allá de su tenor, se activará antes del 22 de agosto. Hasta ese día, y ese día desde ya, la prioridad será mostrar unidad y coincidencias de agenda después de casi cuatro años de atomización.

Además, tal como anticipó anteayer LA NACION, Moyano, Caló y los candidatos a integrar el triunvirato pulieron ayer un documento con duras críticas al Gobierno.

Bajo el título "De mal en peor", los jefes sindicales advirtieron que el país está atravesando una "crisis social" que atribuyeron al "aumento de precios de la canasta familiar" y avisaron que el 5 de agosto el plenario de secretarios generales que se reunirá en Azopardo "tratarán" la "gravedad" de esa coyuntura que, afirmaron "ha afectado mayoritariamente a los trabajadores". Será la última instancia previa al congreso del 22 de agosto.

Además de Moyano, Caló y los eventuales integrantes del triunvirato, en la reunión estuvieron Mario Caligari (colectiveros), Omar Maturano (maquinistas), Andrés Rodríguez (UPCN) y Amadeo Genta (municipales), entre otros.

El encuentro iba a ser en la sede de Camioneros, en Constitución, pero, sobre la hora, se mudó a la CATT, en Parque Chacabuco. Moyano había pedido que la cita se mantuviera en reserva y se molestó por la intensa guardia periodística que había en la puerta.

Camino al triunvirato

  • Ayer la mesa chica de las tres CGT ratificó que el triunvirato se consolida como formato de la reunificación que se concretará el 22 de agosto
  • Hugo Moyano postula a Juan Carlos Schmid (CATT), Antonio Caló a Héctor Daer (Sanidad) y Luis Barrionuevo a Luis Acuña (Estaciones de servicio)
  • Antes del congreso del 22 se reunirá el plenario de secretarios generales que aprobará un documento duro contra al Gobierno. Será el 5 del mes próximo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.