Diputados aliancistas piden el juicio político de Bagnasco

Ante el Consejo de la Magistratura lo acusaron de enriquecimiento ilícito
Laura Serra
(0)
30 de octubre de 2000  

En uno de sus últimos actos como diputada, la viceministra del Interior, Nilda Garré (Frepaso-Capital), acompañada de un grupo de legisladores aliancistas, presentó un pedido de juicio político contra el juez federal Adolfo Bagnasco, uno de los magistrados a quien consideran afín al menemismo.

Los legisladores acusan al juez de "mal desempeño en sus funciones" al imputársele graves irregularidades en diversas causas a su cargo y el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

Los diputados, que hicieron la presentación ante el Consejo de la Magistratura, argumentan que Bagnasco, que entre otras causas investiga el escándalo de las coimas de IBM-Banco Nación aún irresuelto, cometió las sigui entes irregularidades:

  • El cierre prematuro de la investigación sobre la presunta asociación ilícita que constituirían las empresas del grupo Yabrán. A juicio de los legisladores, Bagnasco ordenó la realización de medidas insuficientes, decisión que le valió el calificativo de "grave desconocimiento del derecho" por parte de la Cámara Federal. La denuncia contra el fallecido empresario postal fue formulada por Franco Caviglia (hoy diputado por Acc ión por la República).
  • Severas irregularidades al inmiscuirse en forma arbitraria en una de las causas contra el ex titular del PAMI Víctor Alderete. La causa estaba asignada al juez Jorge Ballestero pero, alegando un supuesto "régimen de ausencia momentánea" de este magistrado, Bagnasco se inmiscuyó en forma antiprocesal en la causa para negar a la Oficina Anticorrupción su condición de parte querellante.
  • Sobreseimiento en forma prematura del ex secretario de Comunicaciones Germán Kammerath (intendente de Córdoba). Sobre Kammerath pesaba una denuncia por abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público al considerar los pagos por retiro voluntario, efectuados por la empresa Correo Argentino, como inversión genuina. Con esta maniobra se liberaba a la firma de cumplir con las obligaciones contractuales.
  • Enriquecimiento ilícito: los legisladores consideran que el volumen patrimonial de Bagnasco no se corresponde con los ingresos y con las limitaciones profesionales que presupone el ejercicio de la magistratura. Asimismo, sospechan acerca de la propiedad de numerosos bienes a nombre de su mujer, funcionaria judicial con un sueldo mensual de 4500 pesos. Entre los bienes a nombre de la mujer figuran: un departamento en Avenida del Libertador, con una valuación de 100.000 pesos y dos automóviles de 28.500 y 18.000 pesos, respectivamente.
  • Entre las propiedades pertenecientes al juez figuran: un semipiso con un valor de mercado de $ 600.000; una oficina (heredada por sucesión testamentaria) de $ 36.000; una cochera (también heredada) de $ 18.000 y un auto Renault de 40.000 pesos.

    "Conforme a los datos registrados sólo en el Registro de la Propiedad de la Capital Federal, el patrimonio aproximado del juez Bagnasco y su mujer es de un valor que oscila en los 850.000 pesos", se alega en la presentación.

    Solicitud a la Procuración General

    La agrupación interna del PJ Militancia Peronista, que preside Juan Carlos Ortiz Almonacid, pidió al procurador general de la Nación, Nicolás Becerra, que "brinde apoyo institucional urgente y público a la labor y medidas de investigación solicitadas por el fiscal Paulo Starc, en relación con el pedido de informes patrimoniales de los senadores de la Nación que investiga al juez Adolfo Bagnasco".

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.