Diputados aprobó el acceso a la información

Postergan la ley de bienes culturales
(0)
9 de mayo de 2003  

La Cámara de Diputados aprobó ayer el proyecto de acceso a la información pública que permite a los ciudadanos acceder a datos de organismos oficiales y a información clasificada de más de 10 años que guarda el Estado.

Por otra parte, los legisladores postergaron hasta después del ballottage el tratamiento del proyecto de bienes culturales, que, entre otras cosas, limita la participación de capitales externos en los medios de comunicación.

En cambio, el proyecto de acceso a la información, cuyo tratamiento había sido largamente postergado en el recinto, se aprobó en rápido trámite y sin discursos.

La iniciativa -girada al Senado- establece que toda persona tiene derecho a solicitar, acceder y recibir información de cualquier órgano público, Poder Legislativo, de la Auditoría de la Nación, de la Defensoría del Pueblo, del Poder Judicial y del Ministerio Público. Por lo tanto, todos estos organismos deberán dar sus actos a publicidad.

"El acceso a esta información es un mecanismo de control muy importante de los actos de gobierno, ya que permitirá que la transparencia se convierta en un arma de lucha efectiva contra la corrupción", destacó la diputada Marcela Rodríguez (ARI).

Según establece la iniciativa, hay organismos que quedarán exceptuados en los casos de secreto industrial, comercial o financiero; cuando se trate de información que pudiere poner en riesgo el funcionamiento del sistema bancario, o cuando una ley del Congreso o un decreto presidencial disponga que dicha información es clasificada.

Esta iniciativa ha sido reclamada por organismos no gubernamentales, que ayer celebraron su aprobación. "Es el fruto de un gran esfuerzo por parte de las ONG; todavía falta la sanción del Senado, que esperamos que actúe con responsabilidad y rapidez", sostuvo María Baron, directora del Area de Transparencia de Cippec.

Bienes culturales

Por otra parte, no se pudo aprobar, por falta de quórum, el proyecto sobre bienes culturales, que cuenta con sanción del Senado. El tratamiento de la iniciativa fracasó luego de que los diputados de ARI y del socialismo se retiraron del recinto.

Ese proyecto establece restricciones para evitar la extranjerización de los medios periodísticos, situación que podría originarse debido al endeudamiento que tienen algunas empresas. Para evitar este riesgo, exceptúa a este sector de la aplicación del mecanismo de "cram down" (establecido en la ley de quiebras), que permite a los acreedores extranjeros apropiarse de empresas en bancarrota.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.