Diputados de la Alianza prometen seguir unidos

Le expresaron al Presidente su preocupación por la economía
Laura Serra
(0)
21 de octubre de 2000  

El buen tono y la cordialidad primaron durante todo el almuerzo. Sin embargo, la preocupación no podía disimularse. Frente a frente con el presidente Fernando de la Rúa, diputados de la Alianza reclamaron ayer nuevos impulsos a la economía para recuperar el crecimiento y, al mismo tiempo, deslizaron su inquietud ante el difícil panorama electoral que podría presentarse el año próximo.

El encuentro, el primero desde que se desató la crisis tras la renuncia de Carlos Alvarez a la vicepresidencia, se celebró en la quinta de Olivos. Allí, los legisladores expresaron, en forma unánime, su voluntad de preservar unida la Alianza en el Congreso.

"Es necesario retomar las banderas de la Alianza, tanto las de crecimiento económico como de la transparencia, y así disipar esta sensación de decepción que hoy existe en la sociedad", coincidieron varios diputados durante el almuerzo, entre ellos los frepasistas Rodolfo Rodil y José Vittar.

Los temas que se debatieron durante el almuerzo fueron de lo más diversos. Pero uno de ellos despertaba el interés de todos: la renuncia del titular de la SIDE, Fernando de Santibañes.

Durante la comida, el Presidente apenas si había deslizado la cuestión. Sin embargo, la intriga ya no podía disimularse. En un aparte con De la Rúa, un grupo de diputados lo indagó al respecto. "Sí, voy a aceptar la renuncia, pero no quiero hacerlo público por ahora. Debo definir al sucesor", se limitó a responder.

El alivio de los legisladores presentes fue evidente. La semana última, el bloque de la Alianza en pleno solicitó públicamente el paso al costado del controvertido funcionario, con el argumento de que debía reforzarse la coalición UCR-Frepaso.

La unidad, necesaria para garantizar la sanción de leyes que requiere el Gobierno, es una de las prioridades del bloque aliancista que conduce Darío Alessandro (Frepaso-Capital).

"En el bloque se realizan enormes esfuerzos para preservar la unidad. Estos gestos también deben ser imitados desde el Gobierno. Si no es así, la bancada aliancista será algo así como una ambulancia en medio de Kosovo", describió el diputado Mario Negri (UCR-Córdoba).

Alessandro enfatizó la necesidad de reforzar la imagen de cohesión del Gobierno y garantizó la voluntad de la bancada a su cargo de aprobar las leyes que requiere el oficialismo.

Presupuesto

El proyecto de ley de presupuesto de 2001 constituyó una de las inquietudes centrales de los legisladores durante el almuerzo. El Presidente solicitó su aprobación en tiempo y forma.

El diputado Rafael Flores (Frepaso-Santa Cruz) planteó sus reparos ante el recorte en los subsidios del gas y en la exención de impuestos en las naftas en la región de la Patagonia.

Ante estos cuestionamientos, el Presidente garantizó que esos ajustes serán revisados, siempre y cuando se encuentren vías alternativas que permitan ajustar el presupuesto dentro de los parámetros del déficit que marca la ley de convertibilidad fiscal.

Otro de los temas que acapararon el almuerzo fue la situación de los presos que cometieron el atentado contra el cuartel de La Tablada, en 1989.

El ministro del Interior, Federico Storani, presente en la reunión, insistió en que el Congreso aprobara cuanto antes un proyecto que permite el acceso a una doble instancia judicial a los que violen la ley de defensa de la democracia (como es el caso de los presos de La Tablada).

De la Rúa enfatizó también este pedido, pero los legisladores evitaron todo compromiso. Sabidas son las resistencias que genera la iniciativa, ya que, a juicio de muchos, permitiría la inmediata libertad de los detenidos.

Sobre el final del almuerzo, el Presidente se comprometió a recibir más seguido (se habló de una vez por semana) a los legisladores de la Alianza. Estos tomaron el gesto como una buena señal. "Tendrá otras voces para escuchar, y no tanto a su entorno íntimo", se oyó decir a uno de ellos.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.