Distensión y dudas en la Alianza

En la UCR existen alivio y optimismo; en el Frepaso hubo relajamiento, pero sigue la cautela.
Mariano Obarrio
(0)
25 de octubre de 2000  

Los últimos pasos de Fernando de la Rúa causaron un evidente relajamiento en la relación tensa entre el Presidente, el Frepaso y la UCR, lo cual alienta en la Alianza la perspectiva de una recomposición, aunque no eliminó los motivos de fondo del conflicto que dejaron a la coalición al borde de la ruptura.

El jefe de la UCR, Raúl Alfonsín, confesó ayer su alivio entre amigos del partido: "La semana pasada dormí muy mal. Anoche recuperé el sueño", confió. Pero la publicidad de las reuniones del diputado Domingo Cavallo con el Gobierno infunden pánico en el radicalismo.

Presienten allí que De la Rúa no descarta que el ex ministro de Economía sea "el hombre indicado para una crisis" económica. Ni Alfonsín ni la mayoría de los radicales toleraría esa salida.

Los cambios de gabinete fueron bien recibidos en la UCR, por la inclusión de Horacio Jaunarena, en la secretaría general, y de Carlos Becerra, en la SIDE. Pero podrían surgir advertencias contra Cavallo y contra el proyecto oficial de presupuesto 2001 en la reunión plenaria del comité nacional de la UCR, que se realizará el sábado próximo.

Del otro lado, el líder del Frepaso, Carlos Alvarez, no bajó la guardia. Sus allegados dejan trascender que, pese a su compromiso público aliancista, examina cada situación con atención y cautela. "Chacho pide a unos que pongan atención y a otros que transmitan gestos de distensión", confió uno de ellos.

"Está alerta; no está contento ni tiene convicción de que esto siga hasta el final", añadió esa alta fuente.

Sin embargo, existe un clima de descompresión también en el Frepaso desde que De la Rúa incluyó a los frepasistas Nilda Garré, en el Ministerio del Interior, a Enrique Martínez, en Economía, y a Marcos Makón, en la jefatura de Gabinete. Contribuyó a esa oxigenación en la Alianza el paquete de medidas económicas de rebaja de impuestos para alentar la producción, de lo que se informa en la sección Economía.

Alvarez no concurrió a ninguno de estos anuncios y mantiene una actitud distante del Gobierno. Como táctica, a su lado divide a la tropa entre conciliadores y duros. Entre los primeros colocó a Darío Alessandro, Rodolfo Rodil y José Vitar; Juan Pablo Cafiero y Rafael Flores interpelan al delarruismo.

Dudas en el Frepaso

Es así como Cafiero señaló que el último cambio de gabinete sólo servirá si De la Rúa abdica del supuesto acuerdo de gobernabilidad con el jefe del PJ, Carlos Menem. "Se fortalecerá la autoridad del Presidente frente al ataque desestabilizador del menemismo, siempre que se garantice que se rompió el puente con esos sectores", dijo entre íntimos.

El menemismo, según Cafiero, "apostó a fracturar a la Alianza de modo irreversible y fue ampliamente derrotado".

Cafiero y Alvarez sospechan que el dirigente radical Enrique "Coti" Nosiglia y Santibañes siempre alentaron un pacto con el menemismo para desplazar a los frepasistas. En el Frepaso sospechan que aquéllos seguirán conspirando.

"Con los últimos anuncios y cambios se empezó a desplegar el mapa de la solución. Nada más", dicen al lado del ex vicepresidente Alvarez.

Alessandro, jefe del bloque de diputados de la Alianza, diagnosticó en medio del brindis por los nuevos funcionarios del Frepaso que "se superó la crisis; pero hay que poner esto a caminar y trabajar muchísimo".

Para Alessandro, es fundamental reactivar la económica. Su optimismo tampoco alcanza el grado de algarabía.

La discusión por el proyecto de ley del presupuesto 2001 representará el primer test, en Diputados, para la unidad de la Alianza. En el Frepaso y la UCR hay discrepancias inocultables con los recortes de partidas de recursos provinciales, que dispone el proyecto oficial.

La prórroga por 10 años de la concesión del yacimiento de Loma de la Lata en favor de Repsol (se extendería a 2027) será objetado por el Frepaso. El neuquino Oscar Massei encabeza la pelea contra el Gobierno: si el plan avanza, el frepasista renunciará a la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Política Ambiental.

Puja feroz

En el Ministerio de Trabajo se desató y continúa la puja feroz entre la ministra, Patricia Bullrich, leal a Santibañes y a Nosiglia, y los frepasistas.

Un día antes del anuncio de la reforma política, un funcionario del Gobierno les notificó a los frepasistas Marcelo Escolar y Franco Castiglione que negociaban el texto, que habría "leves modificaciones". La tensión recrudeció y éstos no asistieron al anuncio en Balcarce 50.

Por añadidura, Alvarez deja un pie en la Alianza y con el otro avanza hacia la gestación de un movimiento social ciudadano, por afuera de los partidos políticos. Pretende ahora reunir 800.000 firmas en favor de los postulados de ética y transparencia y actuar así con mayor soltura e independencia.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.