DNI: la Sigen formuló reparos

En un informe, el ente de control recomienda revisar el proceso de licitación y a los tres oferentes.
Mariano Obarrio
(0)
19 de diciembre de 1997  

Un informe oficial de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) ingresado esta semana en el Ministerio del Interior, por pedido de su titular, Carlos Corach, recomienda que se revise el proceso de la licitación de la confección de los DNI y de la informatización de los controles migratorios y padrones electorales, que crece en conflictividad.

El dictamen solicitado en carácter de consulta también formula, según trascendió, algunos reparos a ciertos aspectos de la conformación y de las propuestas técnicas de los tres consorcios oferentes. Los grupos competidores son Itron-Malam-TRW-SHL, Siemens IT Services SA e Ibiza-TTI.

Entre otros puntos del informe de marras, la Sigen sugiere que en la licitación debería intervenir el Ministerio de Economía, lo cual no ocurrió. Así lo establece, se apunta allí, la ley 5720/72, que reglamenta el régimen de contrataciones del Estado.

En la cartera política también se estaría analizando, por recomendación de la Sigen, si corresponde darle curso a la Secretaría de la Función Pública para que revise el proceso. Por ese organismo deben transitar todas las cuestiones del Estado relacionadas con contratos informáticos.

La titular de esa secretaría, Claudia Bello, no tuvo participación en el asunto de los DNI, aunque su figura aparecería cuestionada por acusaciones que pesan en su contra en el célebre escándalo IBM-Banco Nación.

Otras observaciones

La Sigen está dirigida desde 1993 por Héctor Luis Agustini. Se trata del órgano de control interno del Poder Ejecutivo y depende de la Presidencia de la Nación. Cuando el ente opina en forma previa sobre un contrato o privatización, su informe tiene efecto de consulta y es reservado. No es vinculante, por cuanto sólo sirve para orientar y advertir al organismo competente sobre eventuales errores.

Se supone que esta opinión, empero, reviste un antecedente jurídico que compromete al funcionario, si se consuma una irregularidad. La Sigen formula también observaciones posteriores a las operaciones del Estado, las que tampoco son vinculantes, pero sí son públicas. Sólo para el caso de las privatizaciones, como la de los DNI, debe emitir un dictamen a la comisión bicameral del Congreso que controla esas operaciones.

La Sigen sostiene que el consorcio Itron-Malam-TRW-SHL debería aclarar si Malam es o no una firma del Estado de Israel. La ley prohíbe la participación en licitaciones de capitales con participación estatal.

Respecto de Siemens IT Services, se objeta que este grupo condicione su participación a la reforma de la legislación sobre documentación.

El tercer grupo oferente es Ibiza-TTI, cuyos proveedores serían Sagem (Francia), Polaroid (EE.UU.), IBM, British American Bank Note (Canadá) y el Correo Argentino, hoy de Itron. Precisamente, la Sigen observa que este consorcio no tiene un contrato firme con el prestador postal. Por ende, no cumpliría un requisito del pliego.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.