Dos meses de incertidumbre y dolor por el ARA San Juan

Los familiares de los 44 tripulantes aún siguen de cerca las tareas de búsqueda; insisten en que Macri los reciba
Darío Palavecino
(0)
15 de enero de 2018  

Fuente: Archivo

MAR DEL PLATA.- Más de siete semanas lleva aquí Yolanda Mendiola, la madre del suboficial Leandro Cisneros, que ya ni recuerda si en el apuro cerró la puerta de su casa en San Salvador de Jujuy. Casi tres meses pasaron desde que María Morales vino desde San Miguel de Tucumán porque su hijo, Luis García, le había pedido que acompañara a su esposa e hijos durante las mejoras que iniciaba en su casa. Como tantos otros familiares de los 44 tripulantes desaparecidos, no están dispuestos a abandonar ni un minuto estas playas sin saber qué pasó con el submarino ARA San Juan, que el océano Atlántico se tragó y esconde desde hace dos meses.

Madres, esposas, hijos, abuelos, tíos, primos, sobrinos, amigos?. En su mayoría arribados desde distintos destinos del interior, todos comparten esta extensa, dolorosa y dramática vigilia en la Base Naval Mar del Plata. Allí se conocieron apenas se supo de la pérdida de contacto con el buque, palpitaron luego cada uno de los siempre desilusionantes partes oficiales y vuelven a convivir desde anteayer, ahora a tiempo completo, cuando desesperados por la falta de resultados y escasez de medios del operativo de búsqueda decidieron instalarse en la sala de oficiales.

La embarcación rusa Yantar y la corbeta ARA Spiro se reparten por estas horas el rastrillaje que, en un primer momento, llegó a tener más de 30 naves que relevaron la zona primero por mar y aire y, en el último tramo, también en profundidades. Pronto se sumará el ARA Islas Malvinas, con el robot de búsqueda subacuática ruso. La Armada Argentina confirma que ya se detectaron 55 contactos, pero ninguno relacionado con el submarino.

"Esperamos por el presidente [Mauricio] Macri o el ministro de Defensa [Oscar Aguad], porque aquí estamos desesperados y queremos que nos aseguren que seguirán buscando", repiten una y otra vez, a la salida de la unidad militar. Ambos funcionarios los visitaron cuando el caso transitaba sus primeros días. Y ya no volvieron a contactarlos.

Al cumplirse el primer mes de la desaparición del ARA San Juan salieron a la calle para hacer público su reclamo de continuidad del operativo. Esta tarde, a 60 días de aquel último llamado del comandante Pedro Martín Fernández, la especial fecha se conmemorará con una misa en la capilla Stella Maris, en el acceso a la Base Naval.

"Estamos todos unidos en una esperanza y esperando que las autoridades nos ayuden", explica Morales, emocionada tras participar de un rezo con los familiares.

A los dos hoteles céntricos que los alojan desde mediados de noviembre vuelven ahora solo a ducharse. La decisión es quedarse en la Base Naval. Anteayer, cuando así lo resolvieron, no tenían qué comer. "Tuvimos algunas donaciones", contó Mendiola.

Los partes diarios son cada vez más escuetos. Y los familiares están cada vez más inquietos, sobre todo porque no advierten apoyo desde lo más alto del poder. Hasta han evaluado medidas extremas, como encadenarse frente a la Base Naval o la Casa Rosada, hasta donde evalúan llegar en pocos días para que Macri los atienda.

En estos dos meses, muchos de ellos tuvieron momentos de ilusión y otros muy críticos, como aquel que dio cuenta de la explosión subacuática detectada por medidores monitoreados desde Austria. Ese día algunos familiares ya iniciaron su duelo. Otros, que siguen aquí, aún creen que los tripulantes pueden estar vivos.

Mientras los reclamos se avivan, y en momentos en que el operativo de búsqueda se diluye, la investigación judicial que se lleva adelante desde tribunales de Caleta Olivia avanzará con testimoniales. Aunque para el grueso de los familiares el tema pasa a segundo plano. "Lo importante es buscar y encontrar el submarino", insiste Rodríguez.

60 días de búsqueda

15 de noviembre: desaparece el submarino

El submarino ARA San Juan tiene su última comunicación con tierra a primera hora del 15 de noviembre. El navío llevaba 44 tripulantes a bordo. Al principio se creyó que había sufrido una falla de energía

20 de noviembre: Macri visita a los familiares

El Presidente se reúne con los parientes de los tripulantes en la Base Naval Mar del Plata. El operativo de búsqueda comprende la ayuda internacional. Trump tuitea un mensaje y Putin habla con Macri.

23 de noviembre: La Armada confirma que hubo una explosión

El vocero de la Armada anuncia en una conferencia de prensa que se registró un "evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear, consistente con una explosión".

27 de diciembre: ayuda en retirada

Semanas después de que se superara el límite lógico para encontrar a los tripulantes con vida, EE.UU. comunica que retira su equipamiento de búsqueda. La Armada afirma que seguirán los operativos.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.