Dudas sobre el alcance de la oferta oficial a los holdouts

Expertos afirman que la reapertura del canje muestra voluntad de pago, pero podría no ser suficiente
Florencia Donovan
(0)
30 de diciembre de 2012  

La oferta de la Argentina de reabrir el canje de deuda tal cual fue planteado a los acreedores en 2010 podría no ser suficiente para que el Gobierno se garantice un resultado exitoso en el juicio por los bonos en default, sobre todo en los términos en los que fue planteada, según advierten especialistas en materia de deuda soberana.

"La propuesta de canje es condicional a una sentencia favorable y por lo tanto demuestra voluntad de pago, pero quizá de una manera no tan contundente como sería una declaración de apertura del canje inmediata", resume Eugenio Bruno, abogado de tenedores de bonos que participaron de la reestructuración de deuda.

A última hora del viernes, el gobierno argentino presentó en la Cámara de Apelaciones del Segundo Circuito en Nueva York un escrito en el que afirmó que era "erróneo ignorar el coro de voces" que se opone al fallo de la justicia norteamericana que obliga al país a pagarles a los acreedores que no entraron a los c anjes de deuda o holdouts el 100% de lo que reclamaban en efectivo y en un solo pago. Volvió a argumentar que la fórmula de pagarles el 100% a los holdouts viola los principios de equidad; que la aplicación del fallo a los terceros era demasiado amplia; que embargar el dinero que reciba el Bank of New York para los pagos de los bonos del canje violaría la inmunidad soberana y que si el fallo se mantiene en firme se perjudicarían las reestructuraciones futuras.

Por primera vez, no obstante, afirmó que si la Justicia fallara en forma favorable al país en cuanto a la fórmula de pago que debería aplicársele a los holdouts , el Gobierno podría someter a consideración del Congreso la reapertura del canje, en las mismas condiciones que se habían propuesto en la reestructuración de 2010.

"Me parece que es más de lo mismo. Acá se está haciendo un pago parcial, cuando en las cortes norteamericanas ya está acreditado el derecho por un pago total", opinó, no obstante, Rodrigo Olivares-Caminal, profesor de la Universidad de Londres. "La Corte tampoco puede obligar a los holdouts a aceptar un pago parcial, porque tienen un derecho adquirido por un pago total", agregó el especialista en deuda soberana.

En rigor, para Olivares- Caminal, lo que es materia de juicio en este momento no es el derecho de los holdouts de cobrar su acreencia, sino cómo pueden los holdouts embargar algún activo argentino, y si se viola la cláusula de "pari-passu" contenida en los bonos en default al pagarles a los bonistas que entraron a los canjes y no a los que quedaron afuera.

"El [juez de Nueva York, Thomas] Griesa creó algo diferente y es que si le van a pagar a un tercero hay que pagarles a los holdouts , esto basado en equitable rights , un tema de equidad. Se discute si eso corresponde o no, y si el argumento de los holdouts de que cuando se le paga a los del canje viola la cláusula de pari passu", opinó el especialista en temas de deuda.

Pero en su presentación del viernes, el gobierno argentino también innovó en cuanto a que le pidió a la Cámara de Apelaciones del Estado de Nueva York (la del Segundo Circuito es una cámara federal) que haga su interpretación de la cláusula de "pari passu". El Gobierno esgrimió, una vez más, que la interpretación que hizo Griesa primero, y la Cámara de Apelaciones después, era contraria a las normas de mercado.

En su momento, la justicia norteamericana había interpretado que la Argentina estaba violando la cláusula de "pari-passu" al discriminar entre quienes habían ingresado en el canje de deuda y los tenedores que habían quedado fuera, y que en función de esta cláusula el Gobierno debía pagarles a los holdouts.

Consenso

Entre los especialistas existe cierto consenso de que la interpretación de la Justicia habría sido demasiado amplia. A pedido de la Argentina, que recibió el apoyo de bonistas que participaron en los canjes, bancos y hasta de la Reserva Federal de los Estados Unidos, la Cámara dejó en suspenso hasta 2013 la aplicación del fallo que obliga al Gobierno a pagarles a los holdouts US$ 1330 millones, el equivalente al 100% de sus acreencias. Sin embargo, no está claro que vaya a dar marcha atrás en su interpretación.

"Lo importante es convencer a los jueces de que el canje corresponde a la cláusula de pari passu", dice el ex secretario de Finanzas Daniel Marx. "Para eso, la audiencia [del la Argentina en la Cámara, el 27 de febrero] será clave", dijo. Un vocero del fondo NML expresó ayer que "el país está en condiciones de compensar a los holdouts" y citó los más de US$ 43.000 millones de reservas del Central.

Una puerta que queda abierta, coinciden quienes siguen de cerca el tema, sería que la Cámara de Apelaciones del Segundo Circuito acepte, tal como le solicitó la Argentina en noviembre, decidir sobre la interpretación de la cláusula de "pari passu" en pleno, y ya no sólo con la votación de tres de sus miembros, como sucedió antes. Esta línea cobró fuerza tras conocerse el escrito en favor de la Argentina del gobierno de Estados Unidos, que pidió un falló en pleno de la Cámara, dado que "la interpretación de la cláusula de pari passu era incorrecta y adversa a los intereses de los Estados Unidos". De obtener un falló desfavorable en la Cámara, la Argentina luego podría ir a la Corte Suprema, que debe definir si toma el caso o no.

Cautela y expectativas

La reapertura del canje, según economistas y políticos

  • Daniel Marx

    Director de Quantum finanzas

    "Lo importante es convencer a la Cámara de Apelaciones de Estados Unidos que el canje corresponde a la cláusula de pari passu, no a los holdouts. Si se logra convencer a los jueces, la posición de los holdouts pierde fuerza."
  • Ernesto Sanz

    Senador (UCR)

    "La realidad impone una decisión inteligente. No tendría problema en acompañar un proyecto de ley en el Congreso para autorizar la reapertura del canje de la deuda si es en idénticas condiciones que las que tuvieron los bonistas originales."
  • Martín Redrado

    Ex presidente del Banco Central

    "Es un avance profesional. Una negociación se hace presentando la documentación por escrito y no desde el atril, desde el atril no íbamos a ningún lado. Entiendo que esta vez el canje no tendría límite de tiempo, esto es importante."
  • Carlos Melconian

    Socio de M&S Consultores

    "Falta la voz del resto de los protagonistas, que recién se conocerá entre enero y febrero. La reapertura por tercera vez del canje de deuda frente a los juicios [de los holdouts] debiera ser producto de una nueva negociación."
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.